Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo de México / Foto: Cuartoscuro
Será hasta el 5 de diciembre cuando la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados discuta el dictamen de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aplazó hasta el 5 de diciembre la discusión del dictamen de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, por lo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador arrancará en nueve días sin contar con esa nueva institución, como era su propósito. 

Al rechazar la posibilidad de dictaminar en “fast-track” el proyecto aprobado ya por el Senado de la República, la comisión legislativa encabezada por la diputada panista Pilar Ortega citó para el lunes 26 de noviembre a un encuentro con organizaciones de la sociedad civil, como #FiscalíaQueSirva, para escuchar sus puntos de vista. 

“Definimos que sea el 5 de diciembre, en dos semanas más, que sesione la Comisión de Justicia para que, una vez que ya conocimos de las inquietudes de la sociedad civil, que pudimos reunirnos en Mesa Directiva y que todos los integrantes de la comisión puedan formular observaciones y comentarios, pues nosotros estemos en posibilidad de circular ya un proyecto de dictamen con los cinco días de antelación que marca el reglamento”, puntualizó la legisladora. 

Por separado, el coordinador del PRD en el Palacio de San Lázaro, Ricardo Gallardo, calificó de retroceso la propuesta morenista para designar a un “fiscal carnal”, al tiempo de afirmar que esta es una ocurrencia más del presidente electo. 

“Estamos viendo un gran retroceso también en el tema del ‘fiscal carnal’, por tratar de imponerlo para que vaya a modo en todo lo que está planteando; hoy habla de perdonar, pero eso no es una reconciliación con México, que no confundan, porque las reconciliaciones muchas veces no pueden ir de la mano de los perdones y este país tiene una Constitución y nadie puede estar con encima de ella”, aseveró. 

El proyecto de Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República tiene el objetivo de reglamentar la organización, funcionamiento y ejercicio de las atribuciones de la Fiscalía General, como órgano autónomo a cargo de las funciones del Ministerio Público de la Federación. 

Entre sus responsabilidades destacan investigar y perseguir los delitos, ejercer acción penal, procurar la reparación del daño de las víctimas, adoptar y, en su caso, promover la adopción de medidas de protección en favor de éstas y de testigos u otros sujetos procesales.