Foto: Tomada de Internet
AMLO destaca que convenios tenían privilegios que no se pueden mantener; revisarán 94 acuerdos pactados por 12 mil 714 mdp en el sexenio anterior

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se revisan los contratos que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tenía con diversas empresas para proveer internet gratuito a través del programa México Conectado, que desarrolló la administración de Enrique Peña Nieto.

EL UNIVERSAL informó ayer que 47% de los 101 mil sitios públicos que recibían el servicio dejaron de hacerlo. Entre los espacios beneficiados por el proyecto están escuelas, universidades, hospitales, parques y oficinas de gobierno.

En la conferencia matutina, López Obrador comentó que investigan los convenios porque detectaron que varios de ellos fueron onerosos y con privilegios que ya no se pueden mantener.

De acuerdo con información obtenida por esta casa editorial, el programa México Conectado convino 94 contratos —67% de ellos por adjudicación directa— por 12 mil 714 millones 304 mil 512 pesos durante el sexenio anterior.

El libro blanco México Conectado detalla que en ese periodo 63 contratos se adjudicaron directamente, 27 fueron por licitación pública y cuatro mediante invitación a al menos tres personas.

 

Entre las empresas contratadas para proveer internet gratuito se encuentran: Iusacell, Totalplay, Telecomunicaciones de México, Teléfonos de México, Cablevisión, Comisión Federal de Electricidad (CFE), AxtelAlestraGlobalsat
y Megacable.

Foto: Tomada de Internet

Los servicios contratados por la SCT en el sexenio pasado para la implementación de este programa se dividen en diferentes redes.

Estas son el aseguramiento de la conectividad proporcionada a través de la Red 23; el programa de apoyo complementario a la conectividad social de Banda Ancha Red 10k; la Red complementaria Satelital (RCS) 11k; redes metropolitanas en 40 ciudades; la Red Bicentenario (MEXSAT 3); redes México Conectado 2; México Conectado Morelos; México Conectado Colima-Tabasco; cinco entidades federativas; siete entidades federativas; tres entidades federativas y sitios del sector educativo; la red 12.5 k y el @Aula Aprende.

Aguantar y resistir. Al preguntarle por la desconexión que registraron casi la mitad de los sitios públicos, López Obrador pidió aguantar y resistir la medida.

Comentó que hay algunos casos en que los contratos vencieron, por lo que también están en el proceso de renovación, pero hay otros en los que se pretenden mantener los privilegios “y ya no se puede”.

“Hay que ver la utilidad de estos servicios, revisar bien lo que corresponde, qué empresas, cuánto cobraban, es que se rayaban en todo. Abusaban porque todo era influyentismo, era darle contratos a diestra y siniestra a empresas ni siquiera especializadas”, dijo.

Expuso que en el caso de la protesta de organizaciones campesinas no se dejó chantajear y se logró un ahorro de 2 mil millones de pesos. “Si eso pasa con organizaciones campesinas, imagínense de las empresas de influyentes que vendían el servicio [internet] al gobierno”.

Señaló que la revisión de los contratos es “parejo, es a todos; si no, esto no cambia”.

El presidente López Obrador aseguró que nadie se va a quedar sin comunicación y cuestionó el origen de la preocupación.

“¿Dónde está la preocupación? Les informo, 75% del territorio nacional no tiene internet, ¿por qué no se ha reclamado eso? ¿Por qué no se ha dicho nada que no hay internet ni siquiera en las cabeceras municipales, ni celular?”.

Aclaró que no está contra la tecnología, porque es fundamental el internet, y si los contratos están bien, se van a renovar, “lo que queremos es que no haya corrupción ni precios exagerados”.

UNAM no se desconectó. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dijo: “El tema de la desconexión de internet a la UNAM no fue problema. Se trató de una información desafortunada de la dirección de cómputo de la universidad”.

“Es un proyecto que se habló con ellos y está en coordinación con ellos desde febrero, porque cuando llegamos, el programa México Conectado hablaba de que había 101 mil sitios y realmente eran 41 mil”, precisó el funcionario durante una conferencia de prensa en conjunto con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Jiménez Espriú explicó que se tuvieron que revisar todos los contratos al igual que se hizo con otras universidades.

El secretario mencionó que no hubo un problema con la UNAM y después de la licitación que se realizó para el servicio de internet, se ofrecerá una mayor conexión de banda ancha tanto a instituciones de educación superior como hospitales y otras escuelas.