El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en El Rosario, Sinaloa, durante el evento ‘México con agua se transforma”. Foto: La Jornada
Ante decenas de productores de los municipios aledaños que ansían la construcción de la presa que ha esperado 40 años, López Obrador les garantizo que este año habrá el financiamiento de 250 millones de pesos y si hace falta más, habrá los recursos que se requieran

El Rosario, Sin. Entre demandas de apoyo a productores y el clamor para que concluyan la presa Santa María, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó el financiamiento para esa obra hidráulica fundamental para el sur de la entidad con lo que se va a ahorrar de la corrupción. "¿Saben cuánto nos hemos ahorrado desde que empezó el combate al huachicol? 4 mil millones de pesos. ¡Eso da para 10 presas!".

Ante decenas de productores de los municipios aledaños que ansían la construcción de la presa que ha esperado 40 años -que en el pasado reciente se inició su construcción intermitente por falta de presupuesto-, López Obrador les garantizo que este año habrá el financiamiento de 250 millones de pesos y si hace falta más, habrá los recursos que se requieran.

El mandatario destacó que el proyecto que beneficiará a los productores del sur de la entidad tiene una gran ventaja: “ya hay contrato con una empresa ICA. Ya no hay que contratar la obra, ya no hay que ir contra toda la maraña burocrática. Es una maraña, una odisea”. Por ello, conminó a la empresa a ponerse de acuerdo con Conagua para relanzar el proyecto porque no es asunto de que falte presupuesto.

De nueva cuenta López Obrador vinculó sus políticas sociales con los recursos ahorrados en la corrupción. Describió la nueva política social enfatizando que dentro de seis meses estará en marcha todo el gobierno y todos los programa.

A su llegada, López Obrador se encontró con diversos sectores que lo aguardaban en torno a la sede del club de Leones para pedirle la solución en temas agrarios, laborales, educativos. También lo recibió un gobernador de extracción priísta, Quirino Ordaz, que lo colmó de elogios resumiéndolos en una frase: "con usted nos va a ir a toda madre".

La titular de la Conagua, Blanca Jiménez, resaltó que de concluirse las presas de Santa María y de Picacho se dotarán de riego a 4 mil hectáreas de tierra, del sur de la entidad.

Vendría después el presidente a vincular el tema del financiamiento con la erradicación de la corrupción, al recordarles que anualmente se robaban 65 mil millones de pesos al año. "Se robaban mil 200 pipas diarias". 

Refirió que cuando le entregaron el reporte diario de robo de combustible determinó combatir el problema. "Se acabó. A cerrar los ductos porque si no me iba a convertir en cómplice. Tenemos problemas de desacato porque no se ha resuelto, pero ahora se roban 200 pipas. Nos estamos ahorrando mil pipas".

Desprendió que del combate a huachicol podrán recuperarse 40 mil millones de pesos que pueden irse a programas sociales u obra pública. Por eso, aseveró, no se necesitan generar desequilibrios macroeconómicos, endeudar al país o gastar más de lo que ingresa, la fórmula es cero corrupción, cero impunidad.

Sin embargo, para recuperar el crecimiento que no se ha tenido en 30 años no sólo se requiere de inversión pública, sino también de la privada y además inversión extranjera. Por ello, censuró a pasadas administraciones que dejaron de alentar las inversiones productivas deteniendo la generación de empleos y afectando el bienestar social.