Andrés Manuel López Obrador, candidato de MORENA a la presidencia de la república / Foto: Cuartoscuro
El candidato dijo que si se tienen antecedentes o acusaciones de corrupción no se debería aspirar a la Presidencia; llamó a agotar la indagatoria contra Anaya por supuesta triangulación de recursos

Andrés Manuel López Obrador consideró que si sus adversarios José Antonio Meade y Ricardo Anaya tienen acusaciones de corrupción no tendrían que ser candidatos a la Presidencia de la República.

"El que tenga antecedentes penales, el que tenga acusaciones de corrupción, el que haya participado en actos de corrupción que no sea candidato, sea Anaya o sea Meade.

"Se van a quedar sin candidatos pero a lo mejor les va a ayudar al PRI y PAN y puedan cambiar (de candidatos). Ahí está (Aurelio) Nuño que también tiene sus cosas pero lo podrían cambiar; y Anaya, ya lo estoy recomendando que lo sustituya Diego, es mejor el maestro, es más fino", ironizó.

En Morelos, el tabasqueño reiteró su petición de agotar la indagatoria contra el candidato de la coalición integrada por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano por una supuesta triangulación de recursos, e iniciar otra "por los moches a los gobernadores".

"Ahora, si a esas vamos pues que se investiguen a todos. Ahora que ya se abrió el caso Anaya que se vaya a fondo, no solo por lavado de dinero, por los moches y en eso Meade tendría mucho que decir", consideró.

Luego de una reunión con militantes de Morena en la entidad, el candidato presidencial de la coalición "Juntos Haremos Historia" aclaró que este llamado alcanzaría al líder minero Napoleón Gómez Urrutia si le llegasen a probar los desvíos al sindicato que le atribuyen.

Por lo que ofreció quitar fueros y privilegios a los servidores públicos como la primera iniciativa de ley que mandaría al Congreso de la Unión en caso de ganar la Presidencia de la República.

"No va a haber fueros, o sea, esto lo digo para que quede claro, que si va alguien pensando que va tener fuero y que va a tener impunidad, no va a ser así porque no va a haber fueros ni privilegios y eso solamente lo podemos hacer nosotros, ellos no porque representan la corrupción en este país", subrayó.

El abanderado presidencial de Morena, PT y PES también se refirió a las acusaciones de secuestro que se realizan contra la dirigente de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado, las cuales, dijo, le recuerdan a cuando lo acusaron penalmente en 2005 mientras fue jefe de Gobierno.

"A mí una vez me acusaron de 11 delitos, me metieron todo el Código Penal Federal, y giraron órdenes de aprehensión, nada más que no se atrevieron (a cumplimentarlas) porque era una injusticia, fabricaron todos esos delitos.

"Ahora que veo lo de Nestora, que la acusan de no sé de cuántas cosas, me acordé de mis tiempos de dirigente, 11 delitos porque querían hacerme un lado, bueno, ¿qué fue el desafuero? Lo mismo", recordó.

Por lo que justificó su postura hacia Gómez Urrutia y Salgado.

"Que no me pidan a mí que he sido perseguido, acusado, me han desaforado, que yo no defienda a quienes son víctimas de la persecución del régimen", enfatizó.