Olav Njolstad, director del Comité Nobel, dio a conocer que hay dos posibilidades, una es que el anuncio del Nobel de la Paz sea en un formato virtual y, la otra es que sea asistencia muy reducida de periodistas acreditados debido a la pandemia de COVID-19.

El Comité Nobel optó por un formato reducido, tanto en lo que concierne para el anuncio del premio de la Paz como para la ceremonia posterior, a tenor de las restricciones impuestas por la pandemia.

El director de la institución, Olav Njolstad, anunció que se está barajando la posibilidad de que el anuncio del Nobel de la Paz, que tendrá lugar el 9 de octubre en Oslo, sea en formato virtual o con una asistencia muy reducida de periodistas acreditados.

Igualmente más discreta de lo habitual será la ceremonia de entrega, que de acuerdo con la tradición será el 10 de diciembre, aniversario de la muerte del fundador de los galardones, el magnate sueco Alfred Nobel.

El director de la institución, Olav Njolstad, anunció que se está barajando la posibilidad de que el anuncio del Nobel de la Paz, que tendrá lugar el 9 de octubre en Oslo, sea en formato virtual. Foto: Diario AS

En lugar de la habitual gala en el Ayuntamiento de Oslo con unos 1,000 invitados, entre ellos la familia real noruega, tendrá lugar un acto con unos cien asistentes en un auditorio de la Universidad de la capital noruega.

En total hay 317 nominados al prestigioso premios, entre ellos 210 personas y 107 organizaciones.

Entre esas propuestas está la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien fue nominado por un parlamentario noruego por su apoyo al acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

Asimismo restringidas serán los anuncios y gala del resto de los premios Nobel -Medicina, Química, Física, Literatura y Economía-, que se darán a conocer entre el 5 y el 12 de octubre y que se entregarán también el 10 de diciembre, en una ceremonia en Estocolmo.