Especial/ Fuentes cercanas al caso dieron a conocer que los elementos de Preventiva Municipal que se encontraban atendiendo el reporte ese día
Acuden oficiales a las instalaciones del Ministerio Público para rendir su declaración respecto a los hechos

La Fiscalía General del Estado aún no define la acusación contra la persona presunta culpable de la muerte de un joven de 14 años el domingo pasado durante una riña en la colonia El Tanquecito.

Fuentes cercanas al caso dieron a conocer que los elementos de Preventiva Municipal que se encontraban atendiendo el reporte ese día, ya han acudido a las instalaciones del Ministerio Público para rendir su declaración respecto a los hechos. 

En ese sentido, la delegación también informó que de este caso fueron aplicadas pruebas de balística, criminalística de campo y de rodizonato de sodio, misma que consiste en identificar restos de bario y plomo que sueltan las armas cuando son accionadas. 

De acuerdo con las mismas fuentes, hasta ahora han sido ocho los elementos de la Policía de Saltillo que han sido sometidos a estas pruebas. Ya ha sido iniciada una investigación formal por el delito de homicidio calificado. 

De acuerdo con los propios informes que se han obtenido, en la escena de los hechos fueron identificados casquillos de diversos calibres, y es por ello que todavía no se tiene bien en claro quién fue la persona que accionó el arma que terminó con la vida del adolecente. 

De acuerdo con testigos presenciales, el arma fue accionada por parte de uno de los policías que iba a bordo de una patrulla. 
Hasta hoy hay una persona a disposición del Ministerio Público, misma que resultó del operativo luego de la riña; sin embargo, todavía se ha determinado la legalidad de su detención, ni los elementos suficientes para imputarlo al delito. 

Los hechos habrían ocurrido luego de que fue reportada una riña campal en la colonia El Tanquecito, a donde acudieron varias patrullas de la Preventiva Municipal, Guardia Nacional y el Grupo de Reacción Sureste.

El enfrentamiento entre varios jovencitos ocurrió a las 16:00 horas del pasado domingo en la calle Pedro Ampudia, cerca de las vías del ferrocarril, donde tras una detonación de un arma de fuego, cayó al suelo Juan Pablo, de 14 años de edad, quien horas más tarde falleció.