Foto: Internet
Ayer sucedió el primer evento astronómico del año, que mantuvo atento al mundo entero

Ayer el mundo fue testigo de uno de los eventos astronómicos e importantes del año, el primer eclipse lunar del 2019, una "luna de sangre". Pero la luna no sólo se tiño de rojo ya que también pasó por la fase de superluna.

Es decir, la Luna estaría más cerca de nuestro planeta. De esta manera, el satélite natural de la Tierra se vió más grande de lo acostumbrado e incluso un poco más brillante, suceso que quienes salieron de casa temprano, pudieron apreciar desde sus hogares.

 

Y claro, al ser anunciado el primer fenómeno astronómico del año, miles de personas quisieron inmortalizar el momento a través de una fotografía, y por qué no, compartirla al mundo a través de sus redes sociales.

Aquí un recuento de cómo se vivió la “la luna de sangre”.

Foto: Internet
Foto: Internet
Foto: Internet
Foto: Internet
Foto: Internet