Foto: Orlando Sifuentes
Mientras la mayoría duerme, se respiran grandes cantidades de partículas PM10 y PM2.5

En lo que va del año, el aire de Saltillo presentó los niveles más altos de contaminación por la noche al superar el límite máximo permitido por la norma mexicana vigente.

En una revisión que hizo VANGUARDIA, la estación Finanzas, la única en la ciudad que reporta al Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (Sinaica), registró que las partículas contaminantes PM10 y PM2.5 rebasaron el límite máximo establecido por la NOM-025-SSA1-2014 (DOF, 2014) entre las 23:00 horas y la una de la madrugada, durante 46 y 33 noches, respectivamente.

Es normal porque se enfría la atmósfera, cuando se enfría la capa superior de la atmósfera, se hace un colchón y hace que no se levanten las partículas ni ningún otro contaminante, por eso en la mañana que empieza a calentarse con el sol, se calienta (la atmósfera) y entonces los contaminantes se dispersan”, explicó la titular de la Secretaría del Medio Ambiente (SMA), Eglantina Canales.

La norma mexicana señala que la concentración de partículas PM10 no debe exceder los 75 micrógramos por metro cúbico (75 µg/m³) en partículas; mientras que las partículas PM2.5 no deben superar los 45 micrógramos por metro cúbico  (45 µg/m³)

Twitter

Sin embargo, el aire saltillense ha registrado varias noches con más del doble de lo permitido para partículas PM10, por ejemplo: el 5 de abril a las 23:00 horas se contabilizaron 240 micrógramos por metro cúbico (µg/m³), el 7 de septiembre a la una de la madrugada con un valor de 199 micrógramos por metro cúbico, entre otras 44 noches del año.

En el caso de las partículas PM2.5, la concentración ha alcanzado más del doble o el triple del valor permitido; por ejemplo: el 1 de enero se registraron 141 micrógramos por metro cúbico (µg/m³) a las 02:00 horas, el 5 de abril se contabilizaron 122 micrógramos por metro cúbico (µg/m³)a las 23:00, entre otras 31 noches.

Aunque la exposición a altas concentraciones y frecuencia de estas partículas es nocivo para la salud humana, la autoridad ambiental consideró que Saltillo no tiene un problema grave de contaminación, pero reconoció que la presencia de estos contaminantes en el aire es producto de la actividad humana, sobre todo por el uso de vehículos automotores.

 

“Cuando es bien grave es cuando no se resuelve la inversión térmica [que la atmósfera vuelva a calentarse en la mañana]. Por ejemplo, a veces que hace mucho frío o que no se calienta o que está una nubosidad muy fuerte, entonces no sucede ese intercambio de partículas con la parte superior de la atmósfera y se quedan acumuladas”, dijo la bióloga y secretaria del Medio Ambiente.

En la revisión se encontró que de enero a mayo hubo más noches que excedieron el límite máximo para partículas contaminantes PM10 y PM2.5; mientras que en junio, julio, agosto y lo que va de septiembre hubo mucho menos incidencias.

¿Qué son las partículas PM10 y PM2.5?

Son una mezcla de partículas sólidas y líquidas de sustancias orgánicas e inorgánicas que pueden penetrar y alojarse en los pulmones, por lo que una mala calidad del aire representa un riesgo a la salud de los ciudadanos, sobre todo aquellos con enfermedades respiratorias y quienes realizan actividad física al aire libre.