El informe de drogas de la ONU fue presentado en la Ciudad de México | Foto: Cuartoscuro
El Informe Mundial Sobre las Drogas 2019 afirma también que se aumentó el numero de personas fallecidas por consumo de sustancias psicoactivas de 2015 a 2017

Entre 2009 y 2017 hubo un aumento de 30 por ciento de personas que consumen drogas en el mundo al pasar de 210 millones a 271 millones de personas, lo que representa el 5.5 por ciento de la población mundial entre 15 y 64 años de edad. Destaca que ha aumentado el uso de opioides.

La cantidad de muertes por uso de drogas pasó de 450 mil en 2015 a 585 mil en 2017 y; se calcula que hay 892 nuevas sustancias psicoactivas, de las cuales 273 están controladas, todo ello de acuerdo con el Informe Mundial Sobre las Drogas 2019, de la ONU.

Durante la presentación, que se llevó a cabo en las oficinas de la Secretaría de Salud, se habló también de la necesidad de desmantelar los cárteles de las drogas, de la importancia de la Guardia Nacional para llevar a cabo este trabajo y, de la Estrategia Nacional contra las Drogas.

En este evento participaron Antonino De Leo, representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para México; Nora Frías, encargada del despacho de la Comisión Nacional contra las Adicciones; Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Desarrollo, Participación Social y Asuntos Religiosos de Gobernación; Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República; el psiquiatra Gady Zabicky y Hugo López-Gatell, subsecretario de prevención.

El estudio presentado arroja que hay un aumento en el consumo de opioides en África, de 2.2 a 6.1 millones de consumidores y en Asia el consumo creció en 13.6 millones de personas.

En 2017, 53.4 millones de personas en todo el mundo habían consumido opioides, es decir 56 por ciento más que en 2016; de ellas, 29.2 millones habían consumido opiáceos como la heroína y el opio, lo que significa un aumento de 50 por ciento en relación a 2016 en que se registraron 19.4 millones.

De acuerdo con Antonino de León, el estudio consta de cinco tomos: el primero es un análisis ejecutivo que hace énfasis en las políticas públicas; el segundo expone las secuelas en materia de salud asociada al consumo de drogas, cultivo producción y tráfico de drogas; del tercer al quinto volumen se presentan las tendencias a depresores, estimulantes y finalmente cannabis y alucinógenos.

El cannabis sigue siendo la droga más consumida con 188 millones de personas, seguida por los opioides con 53 millones de usuarios, el uso anfetaminas y metanfetaminas suma al rededor de 29 millones, mientas que la cocaína alcanza los 18 millones.

Alrededor de 600 mil personas murieron a consecuencia del uso de las drogas. La carga de morbilidad es más pesada de lo que se había supuesto ya que ha ocasionado más de medio millón de muertos y las estimaciones señalan que se han perdido en total más de 42 millones de años de vida sana.

Por su parte, Nora Frías alertó sobre el aumento en el uso de metanfetaminas que es la tercera sustancia por la que se demanda tratamiento en los Centros de Atención Primaria en Adicciones con 14.2 por ciento, frente a la mariguana con 30.9 por ciento y el alcohol con 34.9 por ciento.

Durante su intervención, Jesús Ramírez planteó que en la nueva Estrategia Nacional contra las Drogas "están (primero) las personas, no las sustancias" y que se requiere un cambio de enfoque, pasar de una “política prohibicionista que ha sembrado de muertos el país a una convocatoria nacional a la reflexión para tenderle la mano a quien lo necesita y no dejar a nadie atrás”.

Finalmente Hugo López-Gatell destacó la importancia de la Guardia Nacional, para llevar a cabo las tareas contra el narcotráfico.