Fotos: Efrén Maldonado
Ramiro Malacara, de 36 años, dijo que su caballo se asustó y comenzó a correr, atravesándose al paso del auto

Saltillo.-Un automovilista que circulaba a velocidad considerable sobre el bulevar Otilio González de Saltillo, chocó de lleno contra un caballo y su jinente que se atravesaron a su paso, siendo lanzados algunos metros, y aunque el hombre que iba montado sobre el jamelgo resultó ileso, el animal no corrió con la misma suerte y tuvo que ser sacrificado debido a las graves lesiones con las que terminó tras el percance.

El accidente ocurrió minutos antes de las 8 de la mañana , cuando Ramiro Malacara, de 36 años, salió de su domicilio montando su caballo de 4 años de edad, sin imaginar que no sería un buen día para ellos, pues a la altura de la colonia Nuevo Progreso ocurrió lo inesperado.

El hombre aseguró que de manera repentina el caballo  se asustó y comenzó a correr, atravesándose al paso de un Pontiac G6 que era conducido por Martín Osiel Coronado Aldape, de 22 años, mismo que no pudo frenar a tiempo y los arrolló. 

El vehículo quedó completamente destrozado del frente, el caballo al momento de ser impactado pasó por encima y cayó en la parte trasera del Pontiac, traía fracturas expuestas en sus extremidades, provocándole un gran sufrimiento.

Elementos de Tránsito Municipal tomaron conocimiento del accidente, llegándose a un acuerdo para reparar los daños del vehículo mientras que el caballo, tuvo que ser sacrificado pues las lesiones que sufrió eran demasiado graves y no se podía hacer nada por mantenerlo con vida.