Los cuerpos de seguridad, con perros especializados, han comprobado que no había artefactos explosivos en los autos de los jugadores del Barcelona

Una falsa amenaza de bomba se detectó en los automóviles de Lionel Messi y Luis Suárez.

Los vehículos de Messi y Suárez se encuentran desde hace días en la terminal de vuelos privados del aeropuerto de El Prat, a la espera de que regresen de sus vacaciones en Ibiza, donde han estado pasando unas jornadas de descanso con sus familias.

De acuerdo con la información publicada por Mundo Deportivo, hubo una llamada alertando sobre la presencia de artefactos explosivos en ambos vehículos, que esperan a sus dueños en su regreso de Ibiza. Elementos de seguridad junto a sus perros especializados, pudieron comprobar que se trató de una amenaza falsa.

El argentino y uruguayo, tomaron un momento de distracción en Ibiza, donde compartieron grandes momentos fuera de la cancha.

Leo Messi está citado por el Barça para reincorporarse a los entrenamientos el próximo domingo 4 de agosto, mientras que Luis Suárez debe hacerlo el 31 de julio. El argentino, sin embargo, podría avanzar su llegada a la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí.

El Barça jugará este próximo domingo 4 de agosto el trofeo Joan Gamper, para posteriormente disputar dos partidos amistosos frente al Nápoles el jueves 8 y el sábado 10 de agosto. Una semana después, el día 16, el Barça debutará en la Liga en el estadio de San Mamés frente al Athletic de Bilbao.