Laboriosos. A lo largo de estas semanas se ha trabajado para reparar esos daños y se estima que la labor seguirá durante un mes más. | Foto: CORTESÍA
El paso de Hanna en julio causó estragos y el fraccionamiento fue de los más afectados

Alejandro Hassaf Tobías, director de Servicios Públicos municipal, dijo que continúan los trabajos de reparación y mantenimiento en los daños que provocaron las lluvias de Hanna en el fraccionamiento El Campanario.

El funcionario recordó que derivado de las lluvias que cayeron en la región a finales de julio, este fue uno de los sectores más afectados, por lo que el alcalde Manolo Jiménez implementó un plan de atención a las familias del sector.

El plan incluye el apoyo de la Dirección de Servicios Públicos y las áreas de Infraestructura y Obra Pública, así como de Medio Ambiente y Espacios Urbanos.

LA LABOR FOCALIZADA

Las cuadrillas trabajan en la construcción y reforzamiento de un bordo de protección en la parte posterior del sector, que ayudará a que las inundaciones de hace unas semanas no se repitan. 

Entre las acciones también está proyectada la reconstrucción de la calle Atrios, que es la que resultó más dañada, así como la rehabilitación de las calles Campanario y Parroquia. 

En un principio se concluyó la labor de limpieza y desinfección de las viviendas afectadas por los escurrimientos pluviales, así como el desazolve de sus cisternas.  

ARRANCAN CON EL
LEVANTAMIENTO DE BARDAS

Hassaf Tobías comentó que, con el apoyo de la Dirección de Infraestructura y Obra Pública, también se levantaron las bardas perimetrales de las casas que resultaron afectadas de esta manera. 

El Director de Servicios Públicos recordó que desde el inicio, el alcalde Manolo Jiménez brindó atención a las personas afectadas y de manera personal recorrió el fraccionamiento El Campanario para conocer las necesidades de esas familias.