Pandemia. América registró 1.2 millones de casos la semana pasada, un aumento del 2 por ciento respecto a la semana anterior. ARCHIVO
La campaña global de vacunación alcanzó los mil 700 millones de dosis administradas, siendo China el país que más ha inoculado

GINEBRA, SUI.- Los casos globales de COVID-19 bajaron la semana pasada un 14 por ciento con respecto a la anterior, aunque en América, África, Oriente Medio y Asia Oriental los números siguen en ligero aumento o estables, según el informe epidemiológico publicado ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Del 17 al 23 de mayo la OMS contabilizó 4.1 millones de nuevos contagios de COVID-19, mientras que los fallecidos por la enfermedad esa semana fueron 84 mil, un leve descenso del 2 por ciento con respecto a la semana anterior.

Pese al descenso a nivel global en casos y muertes, “la incidencia sigue siendo alta, y muchos países continúan registrando aumentos importantes”, entre ellos varias naciones latinoamericanas, advirtió la OMS.

América registró 1.2 millones de casos, un aumento del 2 por ciento, mientras que en África el aumento fue del 4 por ciento, en Oriente Medio el descenso sólo fue del 2 por ciento y en Asia Oriental del 1 por ciento.

A la vista de las estadísticas de mortalidad, preocupan las cifras de Asia Oriental, donde los fallecimientos registrados la semana pasada ascendieron el 22 por ciento, hasta superar los 2 mil 100 (aún lejos sin embargo de regiones como Asia Meridional y América, donde se siguen sobrepasando las 30 mil muertes semanales).