Foto: Especial
Sin embargo, “su uso para compras de alto valor o para sacar dinero de cajeros registró un aumento a lo largo del año pasado”

En México, en medio del avance digital que se ha tenido debido a la pandemia y las medidas de confinamiento, disminuyó el uso de las tarjetas de crédito como medio de pago cotidiano y ahora es más utilizada para compras de alto valor, según un estudio realizado por la firma Minsait Payments.

De acuerdo con el décimo Informe de tendencias de medios de pago, el uso de cuentas de crédito como fuente de pago cayó 10.2 por ciento en 2020 respecto del año anterior.

Sin embargo, “su uso para compras de alto valor o para sacar dinero de cajeros registró un aumento a lo largo del año pasado”.

Según Minsait, las personas ahora están cada vez conectadas con el mundo virtual, por lo que en el país, cinco de cada 10 personas hicieron compras en sitios de comercio electrónico el año pasado y de forma más frecuente.

Explicó que las tarjetas siguen siendo el medio de pago principal para compras en todos los países mientras continua el crecimiento del pago móvil, las billeteras digitales y los pagos desde una cuenta.

Además, los nuevos hábitos de consumo han provocado que el uso de tarjetas sin contacto en la mayoría de los países sea superior a aquellas que necesitan insertarse en una terminal.

“En un escenario de preocupación por la seguridad, la tecnología contactless ya ha sido utilizada por 56.5 por ciento de la población”, refirió.

En lo que respecta a las cuentas de débito, según la consultora, cuatro de cada 10 personas que en el país tienen acceso a servicios financieros tienen al menos dos tarjetas de este tipo. Además, nueve de cada 10 pagos en el comercio electrónico o sin contacto se hacen con este tipo de cuentas.

Las tarjetas de prepago no se han visto beneficiados por la crisis, ya que el uso de este tipo de cuentas en el país tuvo una caída de 8 por ciento el año pasado.