La canciller juramentada por Jeanine Áñez, confirmó la salida de Bolivia del ALBA

Karen Longaric, canciller del Gobierno de facto de Bolivia, anunció este viernes la ruptura de las relaciones diplomáticas con Venezuela.

La nueva ministra, juramentada por la autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez, detalló que expulsarán a todo el personal diplomático de Caracas, que hasta ahora estaba acreditado en La Paz.

De aceurdo con Longaric, ciudadanos venezonalos vinculados con la embajada estaban "atentando contra la seguridad interna" en Bolivia.

El pasado jueves, la minstra de Comunicación del Gobierno boliviano, Roxana Lizárraga, dijo que la administración de Áñez no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, sino al opositor y también autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, como mandatario encargado del país.

El Gobierno de facto de Bolivia ha señalado que ciudadanos cubanos, venezolanos y gente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estarían involucradas en actividades subversivas en el país.

Asimismo, el ministro de Gobierno de Áñez, Arturo Murillo, señaló que iniciarán una 'cacería' contra ellos.