Imagen del 6 de enero cuando el edificio del Capitolio fue atacado y simpatizantes de Trump interrumpieron el trámite legislativo de certificación de la victoria electoral de Joe Biden. Foto: AP
El Departamento de Policía del Capotolio anunció que obtuvo información de inteligencia que advierte de un posible plan para “irrumpir en el Capitolio por parte de un grupo o milicia no identificada” que podría ocurrir el jueves

La Cámara de Representantes canceló una sesión programada para este jueves luego de las advertencias que apuntan a un posible complot de un grupo de milicias para atacar el Capitolio de Estados Unidos, informó el miércoles The Washington Post.  

El líder de la mayoría de la cámara baja, el demócrata Steny Hoyer, fue quien notificó a los legisladores del abrupto cambio de horario. Los representantes adelantaron la consideración de la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd al miércoles por la noche para no tener que acudir al complejo mañana. 

Este miércoles, el Departamento de Policía del Capotolio anunció que obtuvo información de inteligencia que advierte de un posible plan para “irrumpir en el Capitolio por parte de un grupo o milicia no identificada” que podría ocurrir el jueves.

La policía aseguró en un comunicado que ha realizado importantes mejoras para garantizar la protección del complejo legislativo, como establecer una estructura física en los alrededores y aumentar el número de oficiales presentes. No ofreció más detalles debido a la naturaleza sensible de la información. 

Esta nueva amenaza fue revelada casi dos meses después de que cientos de partidarios de Donald Trump, entonces presidente de Estados Unidos, invadieron el Capitolio mientras el Congreso, liderado por el exvicepresidente Mike Pence, ratificaba la victoria electoral del actual mandatario estadounidense, Joe Biden. El asalto dejó cinco muertes y forzó a los legisladores a esconderse mientras los simpatizantes del republicano recorrían los pasillos, algunos con armas de fuego.

“El Departamento de Policía del Capitolio de Estados Unidos está al tanto y preparado para cualquier amenaza potencial hacia los miembros del Congreso o hacia el complejo del Capitolio”, indicó el organismo en el comunicado. 

La alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, pidió el mes pasado que los 500 efectivos de la Guardia Nacional permanezcan vigilando la zona hasta el 12 de marzo. 

Entre los motivos de la medida estaban las preocupaciones por posible actividad extremista en tres eventos: el juicio político contra Trump, ya concluido; un posible discurso del presidente Biden en una sesión conjunta del Congreso y este 4 de marzo, el Día de Inauguración original, antes de la aprobación de la 20ª Enmienda en 1932.