El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado afirmó que dichos cambios elevan los beneficios del tratado para intereses de grupos políticos
CDMX.- Los cambios realizados al Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) durante la semana pasada operan en contra de la competitividad de los productos mexicanos, cuyo efecto es inmediato, afirmó el sector privado.
 
El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) afirmó que dichos cambios elevan los beneficios del tratado para intereses de grupos políticos determinados de Estados Unidos, afines al partido demócrata.
“México había ya asumido el cambio en las leyes laborales en favor de mayor libertad sindical y protección de los derechos de los trabajadores y sindicatos. No obstante, la propuesta de modificación se refería a la inspección de las empresas en el país sobre el cumplimiento de las reglas acordadas, lo cual fue rechazado por las autoridades nacionales”, acusó.
Para los analistas privados, es claro que México ha tenido que ceder un terreno considerable para que EU ratifique el T-MEC, pero debe reiterarse que el riesgo de no hacerlo era enorme para la economía.
 
En materia laboral, el mecanismo acordado da el derecho a empresas de EU de acusar violaciones y la carga de la prueba queda del lado de México, todo sujeto a reglas que proveen protección frente a demandas arbitrarias.