Carlos Romero Deschamps, exlíder de sindicato petrolero | Foto: Especial
El Presidente pidió que trabajadores elegir a un nuevo líder y “no tenerle miedo a la libertad sindical"

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la salida de Carlos Romero Deschamps del sindicato petrolero y dejó claro que los dirigentes sindicales no pueden seguir siendo potentados.

“Yo la verdad que celebro lo que sucedió ayer y que haya sido sin violencia, porque en otros casos hay hasta violencia y ahora se está logrando este cambio de manera pacífica”, comentó en conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional. 

"¿De dónde sale ese dinero?" 

López Obrador dijo que hay una realidad en la que debe haber libertad sindical, buen uso de los recursos y rendición de cuentas. 

“¿Cómo un dirigente de trabajadores va a ser al mismo tiempo un potentado? ¿De dónde sale ese dinero? Se tiene que acabar esa etapa y poner por delante la democracia y la honestidad”, dijo. 

Señaló que debe comenzar a aplicarse la libertad sindical y tenerle confianza a los trabajadores elegir a sus representantes. 

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro

“Se da el término de un ciclo de un dirigente que tardó bastante tiempo y que ahora hay una nueva realidad, inclusive una nueva legislación, ya tiene que respetarse a los trabajadores para que de manera libre y democrática elijan a sus dirigentes. No debe haber sindicatos de Estado, no puede el gobierno poner o quitar dirigentes como era antes.

“Ahora que se presentó esta renuncia hay la oportunidad porque en el estatuto del sindicato debe decir que el suplente es sólo interino, pero se debe convocar a elecciones, aplicar la nueva legislación, hacer bien las cosas, de manera legal y no pasa nada, no tenerle miedo la democracia”, expresó.