Bajo la dirección de Enrique Ochoa Reza autorizó que se prestara al sindicato de Víctor Fuentes del Villar uno de los aviones que rentaba, para que personal no identificado acudiera a Acapulco a un viaje, injustificado.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) bajo la dirección de Enrique Ochoa Reza autorizó que se prestara al sindicato de Víctor Fuentes del Villar uno de los aviones que rentaba, para que personal no identificado acudiera a Acapulco a un viaje, injustificado, y en día laborado.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), le causó un daño patrimonial de 81.8 mil pesos, incluyendo el costo total del arrendamiento de la aeronave, el combustible, los servicios aeroportuarios y hasta los honorarios de la tripulación.

De acuerdo con la ASF, el responsable de la maniobra fue la Unidad de Transportes Aéreos, a cargo de Juan de Jesús Calderón Merino, un área que a su vez depende de la Dirección de Administración, dirigida por Héctor de la Cruz Ostos, quien llegó a ser subsecretario de Innovación y Calidad en la Secretaría de Turismo el sexenio pasado.

De acuerdo al reporte de la ASF, la autorización de Calderón Merino, no tiene sustento legal.

También la Auditoría señaló una serie de irregularidades encontradas en la contratación de las aeronaves desde 2013. Entre ellos, haber manipulado los concursos para el contrato de renta de los vehículos aéreos.

La CFE ha atendido las recomendaciones e instrucciones de la ASF, terminando el contrato con Servicios Aeronáuticos de Oriente.

El 14 de Marzo se regresaron “íntegros” los 81 mil pesos a la Tesorería de la CFE, por lo que el daño patrimonial fue completamente subsanado.

Con información de El Financiero