Protesta. Trabajadores de la Zona de Tolerancia levantan la voz contra la cuota deberán pagar para ejercer el sexoservicio. FRANCISCO MUÑIZ
Cada semana las trabajadoras sexuales pagan una cuota por el servicio de salud que reciben, de manera que éstos no son gratuitos

Sexoservidoras de Saltillo siguen levantando la voz tras la publicación del Reglamento para el control de la prostitución, considerando un “tiro de gracia” para Ciudad Sanitaria.

Las mujeres inconformes cuestionaron que los recursos que obtiene el Ayuntamiento por el cobro de la entrada y estacionamiento no sean transparentados, pues quienes acuden a las revisiones médicas aseguran que “las ganancias” son para los insumos de su protección.

Sin embargo, cada semana las trabajadoras sexuales pagan una cuota por el servicio de salud que reciben, de manera que éstos no son gratuitos.

De por sí las trabajadoras salieron de aquí (la Zona) porque no hay chamba y se fueron a las calles”.
Rosario.

“Son millones los que saca el Ayuntamiento por cobrar en la Zona de Tolerancia, pero no se transparentan los gastos, además se supone que el recurso para las trabajadoras sexuales es público, pues los médicos o policías están dentro de la nómina de Municipio, no se les contrata para que acudan”, expresó Carlos Llamas, a nombre de las trabajadoras sexuales.

Consideraron dicho reglamento como un “tiro de gracia” para Ciudad Sanitaria, pues esto condiciona el ejercicio de su labor, considerando que debido a la pandemia a causa del COVID-19, el trabajo sexual en Saltillo ha registrado pérdidas por hasta el 40 por ciento.

“De por sí las trabajadoras salieron de aquí (la Zona) porque no hay chamba y se fueron a las calles, con eso se irán más o las otras no regresarán”, expresó Fátima, quien coincidió con Rosario, en que la mayoría están dispuestas a pagar una cuota cuando en realidad se les deben dar beneficios y seguridad.

Pues “desafortunadamente los abusos no terminan”, siendo los mismos policías municipales quienes las amedrentan, extorsionan y acosan, dentro o fuera de la Zona de Tolerancia, aseguraron las sexoservidoras.

100 trabajadores sexuales hay en la zona de tolerancia.

“Apenas el 10 por ciento, un aproximado de 100 trabajadoras sexuales, están en la zona, mientras que unas 250 salieron a las calles y permanecen ahí, quienes por supuesto pagarían una cuota si de verdad tuvieran la seguridad de trabajar sin miedo a ser levantadas por los uniformados”, expresó Llamas.

TEMEN “CANCERÍA DE BRUJAS”

Las trabajadoras sexuales temen que se inicie una “cacería de brujas” en las calles, mucho más agresiva que los tratos que ya reciben por parte de las corporaciones policiacas al no contar con el “tarjetón” que impone el Reglamento, o la restricción de ejercer el sexo servicio fuera de la Zona.

El pasado 15 de octubre VANGUARDIA dio a conocer que las sexoservidoras que laboran en ciudad sanitaria mejor conocida como Zona de Tolerancia, deberán pagar por un permiso para ejercer la prostitución a partir de ahora, esto será adicional al pago por los exámenes médicos que realizan actualmente.

Te puede interesar

Según el artículo 12 del recién publicado Reglamento para el control de la prostitución en la ciudad sanitaria en el Periódico Oficial, las sexoservidoras deberán obtener un permiso para ejercer este oficio luego de pagar una cuota, aún no definida, en la Tesorería Municipal de Saltillo.

Además, dicho documento pone en regla algunos requisitos (para las sexoservudoras) como: ser mayor de edad, conocer los riesgos de dedicarse a la prostitución, no tener alguna enfermedad de transmisión sexual o estar embarazada, entre otros, que permitan el trámite de “un tarjetón” emitido en enero de cada año.

*Todos los nombres de sexoservidoras fueron sustituidos por nombres ficticios a petición de ellas y ante su protección de datos personales.