Humberto Padgett, periodista | Foto: Especial
El periodista consideró que los militares que lo detuvieron solo hacían su trabajo. Por otro lado, denunció que un policía del Estado de México le quitó su celular y se rehusó a devolverlo

Humberto Padgett acudió el jueves a las instalaciones de la Base Aérea de Santa Lucía, donde fue arrestado por militares. ¿Cómo ocurrieron los hechos?

El periodista llegó al lugar acompañado de sus dos escoltas, asignadas por el mecanismo federal de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, e ingresaron por la puerta principal. Las escoltas no sabían que acudirían como parte de una investigación periodística, relató Padgett en Grupo Fórmula este viernes.

La investigación giraba en torno a información de que los militares se encontraban construyendo el aeropuerto pese a los amparos otorgados que impiden la edificación de la obra, pero constató que esto no está ocurriendo. "El Ejército está cumpliendo", señaló.

La intención era hacer una cobertura que incluía la toma de videograbación que constatara si se construía en el lugar.

"Entramos y nos fuimos hacia la zona donde sabemos que está la residencia de obra y pasamos un segundo filtro, que no es otra cosa sino un militar en una brecha que te saluda con absoluta amabilidad y casi familiaridad porque está acostumbrado al paso de civiles por ahí", esto último debido a que al lugar llegan contratistas civiles para la proyección del puerto aéreo.

Mientras se encontraban ahí, una camioneta blanca sin distintivos pidió que se detuvieran. Las tres personas fueron retenidas y llevadas para ser puestas a disposición del Ministerio Público (MP) del Estado de México en Tecámac.

Los militares señalaron que las dos escoltas de Padgett portaban armas. No obstante, como contaban con permisos y por ende no había delito, el MP dispuso que fueran liberados.

"Me llevan al MP, nunca me maltratan, nunca me tocan un pelo, nunca me insultan (...). Lo cierto es que en ese momento la gente del MP ya les había dicho que no había delito y que nos debían dejar ir, pero nos tenían retenidos (...). Nos detienen nuevamente, nos vamos hacia Tecámac. Y yo digo, 'pero si no estoy detenido'. Y me clavé debajo de un camión que estaba ahí estacionado", narró.

Tras esconderse bajo un camión para evitar la detención de nuevo, momento en el que Padgett se encontraba grabando la situación, fueron detenidos.

En la entrevista radiofónica, Padgett explicó que en ese momento un policía del Estado de México le quitó su teléfono celular. El periodista pidió la devolución, pero el elemento se negó. Sus escoltas intentaron intervenir con la misma petición, a lo que el policía respondió, en palabras repetidas por Padgett, "te voy a pegar un levantón, cabrón".

Ya en las instalaciones de la Fiscalía General de la República, el mismo policía, Enrique Torres Márquez, exigió al periodista eliminar las imágenes que había grabado como condición para devolverle su móvil.

"Lo dijo enfrente de otros policías estatales y frente a mis escoltas, que están en la disposición de declarar. Le digo: 'no voy a borrar ni madres, es mi trabajo'", narró Padgett.

En la Fiscalía también se determinó que no existía delito por parte del periodista y sus escoltas, por lo que Padgett solo estaba en busca de que le devolvieran el móvil. Sin embargo, a pesar de las peticiones de los militares y coordinadores de la policía del Estado de México, el policía se rehusó.

El periodista dijo que ya levantó una denuncia por este último hecho.

"El Ejército hizo lo que debía hacer, los periodistas hacemos lo que nos toca, y a la ciudadanía le toca escrutar una obra política, y sobre todo financiera, costosísima como lo es el aeropuerto que están haciendo los militares", apuntó.

¿Cuál es la versión oficial?

La detención se dio a conocer el jueves por una publicación en Twitter de Artículo 19.

El jueves por la noche, la Fiscalía General de la República determinó la liberación del periodista tras considerar que su detención no se apegó a la legalidad.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó previamente que la detención de tres personas, entre ellas Padgett, fue por videograbar sin autorización en el interior del Campo Militar 37-D, Santa Lucía, Estado de México, considerada como zona estratégica.

Mediante un comunicado, informó que los sujetos ingresaron a bordo de un vehículo civil identificándose como militares retirados, argumentando que acudirían a servicio médico.

Luego de pasar por ese filtro, fueron descubiertos mientras realizaban las grabaciones. La Sedena informó que los militares retirados portaban armas de fuego, propiedad de una empresa de seguridad privada.

Cuando fueron identificados, indica el documento, trataron de huir, pero fueron interceptados a cerca de 200 metros del lugar.

Por otro lado, más temprano este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la detención se dio debido a una imprudencia más que porque constituyera un delito grave.