Foto: Especial
El Presidente explicó que con la infraestructura nacional se tenía un déficit de 200 mil barriles de gasolina y diésel

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que con la rehabilitación de las seis refinerías que tiene el país y la construcción de la planta en Dos Bocas no es suficiente para alcanzar la autosuficiencia en combustibles y por eso se decidió comprar la refinería de Deer Park en Texas, Estados Unidos.

Explicó que con la infraestructura nacional se tenía un déficit de 200 mil barriles de gasolina y diésel y las únicas opciones eran reiniciar un tren de refinación en Veracruz o bien adquirir Deer Park.

"Vamos a invertir 2500 millones de dólares más, pero vamos a tener capacidad para incrementar la producción de gasolinas y diésel en Tula alrededor de 70 mil barriles. Adicionalmente se decidió la construcción de Dos Bocas, el año próximo tendrá capacidad para 340 mil barriles. Nos faltaba para la autosuficiencia, nos faltaba una planta de 200 mil barriles", detalló.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, el mandatario informó que se llevan invertidos alrededor de 18 mil millones de pesos en la rehabilitación de las seis refinerías.

En tanto, se destinarán 2 mil 500 millones para echar a andar la planta coquizadora de Tula, Hidalgo, que se frenó debido a que estaba involucrada la empresa Odebrecht.

"Estamos decididos que para el 2023 dejemos de comprar gasolinas, esto va a significar autosuficiencia, es seguridad nacional porque no somos dependientes y algo importante que no aumenten los precios, no solo para ayudar a que no se afecte la economía familiar", agregó.

Con la autosuficiencia energética, el país podrá frenar el contrabando de combustibles, evitar el huachicol y tener el control de los precios. Además, subrayó que de esta manera no se aplicarán subsidios que terminen afectando la economía de los consumidores.

López Obrador dejó en claro que el objetivo de su administración es garantizar la autosuficiencia en materia de combustibles, pero se van a sentar las bases para que se rescaten otras áreas como la petroquímica.

"Las refinerías nuestras nos las dejaron en capacidad operativa de 32 por ciento, yo no sé como es que hay gente que quiere que regrese ese desastre, esa corrupción, solo que fuésemos masoquistas", indicó.