Discución entre soldados mexicanos y uniformados estadounidenses motivó a Trump a enviar soldados a la Frontera

Una discusión entre soldados mexicanos y uniformados estadounidenses en las cercanías de Clint, Texas, habría sido el motivo del último mensaje de Donald Trump, en el que reveló el envío de más tropas hacia la frontera con México.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó que hubo una discusión entre soldados mexicanos y estadounidenses en las cercanías de Clint, Texas, el 13 de abril.

Según una tarjeta informativa de la Cancillería, entre cinco o seis soldados mexicanos interrogaron a dos de EU, quienes realizaban "operaciones de apoyo en la frontera en un vehículo sin marca del CBP cerca de la frontera suroeste en las cercanías de Clint, Texas".

Medios estadounidenses informaron que uno de los militares mexicanos sacó una pistola de servicio de la cadera de uno de los soldados estadounidenses y la arrojó.

De acuerdo a KVIE, "después de una breve discusión, entre los soldados de las naciones, los militares mexicanos abandonaron el área", después los soldados estadounidenses se contactaron con el Departamento de la Defensa.

"Los soldados estadounidenses se encontraban en el territorio de los Estados Unidos, al sur de la valla fronteriza, pero al norte de la frontera real".

"Después de una breve discusión entre los soldados de las dos naciones, los militares mexicanos abandonaron el área", dijo el Comando del Norte. "Los soldados estadounidenses se contactaron de inmediato con el CBP, que respondió rápidamente. Durante el incidente, los soldados estadounidenses siguieron todos los procedimientos y protocolos establecidos". Dijo que una investigación está en curso. 

 

Finalmente, la SRE indicó que el vehículo en el que se encontraban los soldados del Ejército de los EU "se ha vuelto a colocar al norte del muro fronterizo para garantizar que la situación no vuelva a ocurrir".

La información de la Cancillería responde a tuits del presidente de EU, Donald Trump, que señaló a soldados mexicanos de apuntar con armas a guardias fronterizos estadounidenses.

"¡Mejor que no pase otra vez!", escribió esta mañana el mandatario estadounidense en Twitter, quien aseguró que ahora EU envía soldados armados a la frontera.

La especulación de Trump no tiene precedentes. Los miembros del ejército mexicano tienen una larga historia de trabajo en nombre de los carteles de la droga. Un panel del Congreso en 2006  determinó que hombres con uniformes militares mexicanos ingresaron ilegalmente en territorio estadounidense y dispararon contra agentes de la CBP, todo en un esfuerzo por brindar cobertura a los traficantes de drogas.

Con información de El Universal