Especial
Las empresas y negocios dispondrán de un plazo de 150 días para eliminar la comercialización, distribución o entrega a título gratuito u oneroso de diversos productos de plásticos desechables.

En forma paulatina, en un periodo que va de 150 días a ocho años, entrarán en vigor las reformas a la Ley de Residuos y a la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable que prohíbe el uso de plásticos no biodegradables en diversas actividades, incluidas la construcción, en donde se utilizan polietileno expandido (unicel).

Durante la sesión del Congreso del Estado, en la que jóvenes con pancartas apoyaron la eliminación de los plásticos por la conservación de un mejor ambiente, la mayoría de los diputados aprobaron las reformas ante la impugnación de miembros de la Confederación Nacional Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Con las reformas aprobadas, una vez que se publiquen en el Diario Oficial y entren en vigor, las empresas y negocios dispondrán de un plazo de 150 días para eliminar la comercialización, distribución o entrega a título gratuito u oneroso de diversos productos de plásticos desechables.

En esta primera línea se encuentra los artículos fabricados con plástico desechable, como son popotes, bolsas, artículos usados en farmacias, supermercados, negocios de comida, tianguis, entre otras actividades.

Sobre el uso de plásticos para cubrir platos u otros recipientes, como es el caso de taquerías y otros negocios de comidas rápidas, la disposición de prohibir su uso entrará en vigor 300 días después de la vigencia de las nuevas leyes.

En el caso de los recipientes y envases fabricados con un porcentaje mínimo de un 30% de plásticos reciclables, su eliminación total del mercado será a partir del día primero de enero del año de 2025. 

Su presidenta, Edna Fong Payán, había solicitado una prórroga en la discusión y aprobación de diversas reformas legales en la materia, por considerar que no se tomaron en cuenta diversas cuestiones de tipo técnico y de inocuidad alimentaria.

Especial

La presidenta de la Comisión de Ecología de la LXIII Legislatura, Roxana Rubio, expuso que en Sinaloa se generan diariamente un total de 3 mil 500 toneladas de basura y escombros, de las cuales casi el 33% lo componen plásticos, mismos que no son separados.

Apuntó que en las nuevas disposiciones, el estado y los municipios están comprometidos a impulsar campañas de concientización entre los ciudadanos, divulgando los periodos que se tienen para que la eliminación total del uso de plásticos sea una realidad.

Carlos Gandarilla García, Secretario de Desarrollo Sustentable del Estado, dio a conocer que desde hace varios meses se inició una campaña de concientización para eliminar el uso de bolsas de plástico en mercados públicos y grandes supermercados.

Apuntó que diversos colectivos de jóvenes comprometidos con la ecología se han sumado a esta cruzada, por lo que las nuevas disposiciones en la material se irán cumpliendo en tiempo y forma, sin que el cambio sea drástico.