Doble impacto. Familiares de fallecidos por COVID tienen que pagar hasta 14 mil pesos por cremación en Saltillo; el DIF Coahuila no tiene aquí crematorio público.
Familias de escasos recursos se ven en la necesidad de perder bienes para poder pagar el servicio funerario de víctimas del COVID-19

La pandemia de COVID-19 arrastra a las familias más pobres porque además de llevarse a sus seres queridos sin poder despedirse de ellos, las deja con enormes deudas: no hay un subsidio oficial, ni tampoco crematorios públicos para los fallecidos y los privados tienen precios que oscilan entre los 11 mil y 14 mil pesos, lamentablemente ninguna autoridad se hace cargo de esto, expuso Héctor Horacio Dávila Rodríguez.

El empresario y presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Coahuila explicó que se ha enterado de varios casos de familias de trabajadores de hoteles de toda la entidad que pierden lo poco que tienen para pagar la cremación de un familiar fallecido por COVID-19.

“¿Dónde están los apoyos oficiales del Gobierno Federal, del Gobierno del Estado de cada uno de los ayuntamientos?, no los hay. Las familias tienen que enfrentar solas este terrible momento, primero por la pérdida de un ser querido, enseguida la burocracia del Seguro Social, del ISSSTE o de la Secretaría de Salud”, dijo.

El siguiente paso es llevar a su ser querido de manera inmediata a un crematorio porque no se permite su velación, pero sin ayuda de nadie, porque no hay ninguna instancia que tenga una ayuda particularmente para los muertos de COVID-19.

En el DIF Coahuila no tienen crematorio, explicó, en el sexenio pasado se intentó poner dos crematorios, uno ni siquiera se construyó porque estaba cerca de una gasera en el bulevar Fundadores, y otro más se inauguró en el bulevar Vito Alessio Robles a un lado de las oficinas de Canacintra Sureste, pero no está funcionando y no sabemos el motivo.

En febrero de 2017 se inauguraron tres capillas que dependería del DIF Coahuila en el bulevar Vito Alessio Robles con crematorio. Ahí invirtieron 8 millones de pesos y permanecen cerradas.

La Asociación de Hoteles y Moteles tiene conocimiento que por ejemplo un servicio particular de cremación tiene un valor de 11 mil 500 pesos en Villanueva Fernández y de 14 mil 500 pesos en promedio en Funerales Martínez, pero en ambos casos hay que pagar un mínimo del 50 por ciento y el resto financiarlo.

El Gobierno Federal ni siquiera contempla a través de alguna institución de salud o bien de la inoperante Secretaría del Bienestar apoyos para familias de escasos recursos que pierden a un familiar por COVID-19.

Muchas veces, explicó el empresario, las familias recurren a organizaciones de servicio o clubes para pedir apoyos, pero el dinero es insuficiente para cubrir los gastos. Los municipios tampoco tienen dinero para enfrentar esta difícil situación y las familias se quedan con deudas y muchas veces pierden algunas cosas de valor como televisores, refrigeradores, y otros aparatos que empeñan o venden.

Hizo un llamado a los tres órdenes de Gobierno, a los clubes de servicio y a las instituciones de salud para que se solidaricen y no cierren los ojos ante esta problemática.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.