Emergencia. Ante la sobresaturación, el Hospital General del ISSSTE atiende a pacientes COVID-19 en el área de Urgencias. Foto: Alejandro Rodríguez
De continuar contagios al alza, hospitalizados en estado crítico tendrían muy poca probabilidad de sobrevivir
Usan los respiradores con que los pacientes son trasladados a otras clínicas o destinados a ambulancias”.
Médico.

Los pacientes COVID-19 graves que llegan al ISSSTE son ubicados en el área de Urgencias con respiradores portátiles que comúnmente se utilizan para traslados, como último recurso de la clínica ante la saturación de camas. 

Fuentes de la clínica aseguraron que ante la crítica situación que enfrentan sobre la atención a pacientes COVID, los médicos se ven obligados a utilizar hasta el último recurso disponible para auxiliar a los contagiados.

“Usan los respiradores con que los pacientes son trasladados a otras clínicas o destinados a ambulancias”, comentó un doctor desde el anonimato.

Consideró que si los contagios continúan en escala, los médicos no tendrán opción entre considerar quién tiene mayor probabilidad de salvarse para otorgar los insumos, mientras que los pacientes más críticos, mueren.

 “Ya hay una sobresaturación de pacientes, llegan y se atiende con lo qué hay, esto para luego llevarlos a una unidad con camas disponibles”, expresó personal médico, lo cual provoca una peregrinación entre varias unidades para los enfermos y sus familiares, admitió.

Explicaron que un tanque de oxígeno portátil solo tiene duración para auxiliar durante una hora, con capacidad de seis litros.

Una lona colocada afuera de la clínica del ISSSTE en Saltillo, advierte a la población sobre la probabilidad de contagiarse en el área de Urgencias, en caso de acudir al lugar.

A lo largo de la pandemia, se ha reportado que al menos 35 personas del área médica del ISSSE han sido contagiadas.

SEMÁFORO ROJO:

Desde agosto trabajadores sindicalizados del Hospital del ISSSTE denunciaron la saturación de camas COVID.

En ese entonces se dijo que el lugar contaba con 20 camas, todas ocupadas; además se atendían otros 7 pacientes en el área de Urgencias.

En la actualidad no hay camas disponibles.

Las clínicas 1 y 2 del Seguro Social también están saturadas (100 y 92 por ciento, respectivamente).