Acusado. Martín Alday apelará la decisión. | Foto: ARCHIVO
Martín Alday apelará la decisión

Martín Alday, exdirector de la preparatoria Mariano Narvaez, de la Universidad Autónoma de Coahuila, resultó culpable del delito de hostigamiento sexual, del cual fue señalado desde 2018 por su exsecretaria académica y ahora maestra del mismo plantel, Rosalinda Rodríguez.

Durante la audiencia de jucio realizada con perspectiva de género, el tribunal integrado por las juezas Maria Antonieta Leal Cota, (presidenta); Nubia Aguillón Rodríguez, (relatora), y Silvia Ortíz Castañeda, la situación donde Alday le dijo a su víctima “me gustan tus nalgas, vamos a coj.. o ya sabes cómo te va”, así como el ser su superior en el sitio de trabajo, fueron suficientes para determinar su culpabilidad.

Se dijo que se actuó con connotación lasciva, es decir, con deseo sexual o lujuria, aunado a ello aprovechó su poder para poder ejercer el delito sobre su víctima, esto en las instalaciones del plantel educativo, aunado a ello se mencionó que esto ocasionó un daño psicológico a la maestra, que fue corroborado por especialistas en psicología.

Durante la audiencia de juicio realizada en la sala 9 del Juzgado Primera Instancia en Materia Penal del Sistema Acusatorio Oral, la defensa presentó a 3 testigos: la secretaria de Alday Hernández, su coordinador de Deportes y su secretario administrativo, mismos que continúan trabajando en la institución, quienes afirmaron que el 29 de agosto, cuando se le señaló por el delito de hostigamiento sexual, él se encontraba en una reunión de Academia de Matemáticas, sin embargo, hubo contradicciones entre ellos y las juezas utilizaron el recurso para emitir el fallo en contra del acusado.

LA ACUSACIÓN

Cabe destacar que Martín Alday fue denunciado ante la Fiscalía General del Estado en enero de 2018, luego de haber cometido hostigamiento sexual contra Rosalinda Rodríguez en agosto de 2017, cuando fungía como secretaria académica.

Se judicializó su caso en el pasado mes de marzo, por lo que el rector de la máxima casa de estudios, Salvador Hernández Vélez, solicito su separación del cargo para que enfrentara el proceso legal.