Interponen querella colectiva en EU; no incluyen a Emiliano Salinas, hijo de Carlos Salinas de Gortari

Cerca de 80 personas denunciaron ser víctimas de estafa, abusos físicos y sexuales, esclavitud, experimentos médicos ilegales y trabajos forzados en una demanda civil en contra de 14 líderes del grupo de autoayuda NXIVM, entre los señalados están la coahuilense Loreta Garza y el líder Keith Raniere.

Otros mexicanos que aparecen como acusados en esta demanda son: Rosa Laura Junco, hija de Alejandro Junco de la Vega, presidente y director general de Grupo Reforma, así como las exentrenadoras o coaches Mónica Durán y Daniela Padilla.

Raniere ya fue declarado culpable de siete cargos criminales por una Corte de Distrito de Nueva York; conocerá su condena el próximo 16 de abril. En ese juicio, las cuatro mujeres mexicanas fueron identificadas como parte del grupo secreto de mujeres DOS (Dominante sobre Sumiso) que mantenía relaciones sexuales exclusivamente con Raniere.

En esta demanda no se incluye a mexicanos que fueron asociados financieros de Raniere, como fueron Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, así como Alejandro Betancourt y Alejandra González Anaya, hermana del exsecretario de Hacienda, Alejandro González Anaya y esposa del abogado Federico de la Madrid.

Esta demanda busca una reparación económica, de la cual no se ha precisado el monto. En ella se señala que el paso de las víctimas dentro del grupo representó para la mayoría de ellas que fueran objeto de diversos delitos como tráfico sexual, trabajo forzado, robo de identidad, fraude y abusos sexuales, psicológicos y físicos.

La denuncia civil de 189 páginas advierte de los daños psicológicos que sufrieron miles de estudiantes “alto nivel” que tomaron los principales cursos de NXIvM, los cuales son descritos como una metodología pseudocientífica que solo generaba ganancias para el círculo de confianza de Raniere.

(Con información de Aristegui Noticias)