Bill Gates, empresario | Foto: Especial
Insta a los líderes mundiales a construir defensas nacionales contra nuevas enfermedades infecciosas.

CIUDAD DE MÉXICO.- Hace cinco años, Bill Gates advirtió que el mayor asesino potencial que enfrentaba el mundo no fue la guerra, sino una pandemia. El multimillonario gastó cientos de millones de dólares para encontrar formas más rápidas de desarrollar vacunas y crear sistemas de seguimiento de enfermedades.

De igual manera, instó a los líderes mundiales a construir defensas nacionales contra nuevas enfermedades infecciosas.

De acuerdo con el diario "The Wall Street Journal", Bill Gates señaló dijo: "Ojalá hubiera hecho más para llamar la atención sobre el peligro". Sin embargo, el cofundador de Microsoft ahora se enfrenta al escenario que pretendía evitar.

"Me siento terrible", dijo en entrevista. "El punto principal de hablar de eso era que podíamos tomar medidas y minimizar el daño".

Gates comenzó a advertir sobre la amenaza de una enfermedad pandémica en 2014. En ese momento, el Ébola era una de sus prioridades.

Posteriormente, dio una charla en la que calificó a las enfermedades infecciosas como una amenaza mayor para el mundo que la guerra nuclear, por lo que escribió en el New England Journal of Medicine que "una epidemia es una de las pocas catástrofes que podrían retrasar drásticamente al mundo en las próximas décadas".

Las pandemias fue un tema que trató que los líderes mundiales entendieran como prioritario, incluido el entonces presidente electo Donald Trump en diciembre de 2016. La Casa Blanca declinó hacer comentarios.

Sin embargo, convencer a los políticos de invertir grandes sumas de dinero en algo que no era una amenaza inmediata resultó una tarea difícil.

"Elegí, cuando me reuní con personas de todo el camino, en Europa, en los Estados Unidos, en todo el mundo, hablar sobre este riesgo de pandemia", dijo. "Desearía que las advertencias que yo y otras personas hicimos hubieran llevado a una acción global más coordinada", señaló.