Finalmente dijo que esto es lo que preocupa, que haya un contagio en la ciudad que pueda afectar tanto a la ciudadanía, como al comercio local. JOSUÉ RODRÍGUEZ
En los diferentes grupos de 20 a 25 personas que deportó la Patrulla Fronteriza, aproximadamente de 25 se sentían mal, de los que 20 eran portadores de COVID-19

Piedras Negras.- De las 500 personas que las autoridades migratorias deportan a diario por la frontera de Piedras Negras, el pasado fin de semana (sábado y domingo), se detectaron a 20 positivos de COVID-19, algo preocupante por el contagio masivo que no se han podido rastrear, informó Héctor Gerardo Menchaca González, enlace municipal con autoridades de Estados Unidos en temas migratorios.

Explicó que las personas que son deportadas por Estados Unidos al día deben ser recibidas por el Instituto Nacional de Migración (INM) quien independientemente de revisar sus condiciones migratorias, también debe de revisar su salud y entre ellos, los síntomas del SARS-CoV2.

Aseveró que de las 350 a 500 personas que son deportadas al día, solo 10 u 11 son revisadas por el personal del Instituto Nacional de Migración (INM), por lo que el resto entran y deambulan libres por la ciudad.

El funcionario municipal destacó que tan solo en este fin de semana, en los diferentes grupos de 20 a 25 personas que deporta la Patrulla Fronteriza, aproximadamente de 25 se sentían mal, de los que 20 eran portadores de COVID-19.

“Sí es un riesgo; la pandemia de COVID no ha desaparecido, los migrantes son comunidades vulnerables porque a diario conviven con muchas personas, además hay hacinamiento en los albergues en los que están en su camino, por lo que hay riesgo de contagio”, subrayó.

Finalmente dijo que esto es lo que preocupa, que haya un contagio en la ciudad que pueda afectar tanto a la ciudadanía, como al comercio local.