La Guardia Civil de España arrestó al sargento Manuel Silva Rodrigues, integrante de la comitiva que acompaña al presidente Jair Bolsonaro para asistir en Osaka, Japón, a la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20). Foto: Especial
Manuel Silva Rodrigues, integrante de la comitiva que acompaña al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para asistir en Osaka, Japón, a la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), fue arrestado en Sevilla

La Guardia Civil de España arrestó al sargento Manuel Silva Rodrigues, integrante de la comitiva que acompaña al presidente Jair Bolsonaro para asistir en Osaka, Japón, a la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), al detectar en el avión Embraer 190, que piloteaba, una maleta con 39 kilos de cocaína, que supuestamente le pertenece.

Bolsonaro anunció en su cuenta de Twitter haber pedido a su ministro de Defensa la “inmediata colaboración” con la policía española, mientras el Ministerio de Defensa señaló que “repudia” los actos del militar y que colaborará con las autoridades españolas en la investigación.

Fuentes de la investigación informaron que el militar, de 37 años, fue interceptado en un control policial durante la escala que realizaba en el aeropuerto de esa ciudad española, cuando se encontró la droga en la maleta.

El detenido viajaba en un avión Embraer 190 de la Fuerza Aérea, que forma parte de la tripulación de reserva que escolta al presidente brasileño. Bolsonaro viajaba en un Airbus 319 que también iba a hacer escala en Sevilla, pero a último momento se resolvió que parar en Lisboa, Portugal, para completar desde allí el viaje hasta Osaka, el destino final. Estaba previsto que los dos vuelos llegaran el miércoles al país asiático.

Bolsonaro ofreció colaborar con las autoridades españolas para aclarar las circunstancias de la detención. “He pedido al ministro de Defensa su inmediata colaboración con la Policía española para el pronto análisis de los datos, cooperando en todas las fases de la investigación”, señaló en un mensaje de Twitter.

El sargento formaba parte de la tripulación de un avión de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) seleccionada para apoyar al equipo de Bolsonaro en la reunión del G20 en Japón este viernes.

De acuerdo con el diaro Folha, el 27 de febrero de este año Rodrigues también se encontraba entre los militares que acompañaron a Bolsonaro en un viaje de Brasilia a São Paulo para someterse a exámenes médicos.

También realizó otros 14 vuelos entre 2016 y 2018, cuando el presidente era Michel Temer. En enero de 2018, por ejemplo, Rodrigues estaba en el grupo que acompañó a Temer en el Foro Económico Mundial en Suiza.

Y, además, tuvo al menos cuatro misiones cuando el país estaba gobernado por Dilma Rousseff. El 6 de mayo de 2016 acompañaron a la exmandataria en un viaje a Juazeiro do Norte (BA) y Cabrobró (PE) para visitar las obras de transposición del río São Francisco.

El asunto también fue abordado por el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, quien precisó que el sargento no viajó con Bolsonaro a Japón, pero estaría en el vuelo de vuelta a Brasil.

Mourao también pidió un “castigo duro” contra el sargento, quien fue interceptado en un control policial durante la escala que realizaba en el aeropuerto de Sevilla, cuando se encontró en su maleta una cantidad de cocaína.

Aseguró que las Fuerzas Armadas brasileñas no son “inmunes al flagelo de las drogas”, un problema que afecta a la “sociedad como un todo”, y recordó que no es la primera vez que un militar es detenido con estupefacientes.