Archivo
15 mil 391 de las víctimas fueron del sexo masculino y mil 774 fueron mujeres

En el primer semestre de 2019 se registraron 17 mil 198 homicidios en México, cifra 3.2% inferior a los 17 mil 772 registrados un año antes. Lo anterior significó una razón de 14 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, tasa que es igual a la registrada en 2018 para el mismo periodo, de acuerdo con las estadísticas preliminares dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De este total, 15 mil 391 (89%) de las víctimas fueron del sexo masculino y mil 774 fueron mujeres. Entre las principales causas del homicidio, se encuentran: agresión con disparo de otras armas de fuego con el 69.9% del total; le siguen en orden de importancia la agresión con objeto cortante; así como la agresión por ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación, 6.6%.

 

Estas cifras se derivan de la estadística de defunciones registradas, a partir de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas, los cuales son generados por las entidades federativas y que son recopilados mensualmente por el Instituto. Las fuentes informantes que tuvieron al menos un registro de homicidio corresponden a 188 Oficialías del Registro Civil, a 104 Servicios Médicos Forenses y a 206 Agencias del Ministerio Público.

Los homicidios forman parte de las defunciones accidentales y violentas, cuya clasificación se determina con base en las afecciones y lesiones (causas), la presunción del tipo de defunción y el motivo de la lesión, registrados por el médico certificante en el certificado de defunción. Las primeras dos son fundamentales para distinguir entre un presunto homicidio, un presunto accidente o un presunto suicidio, aunque en algunos casos el certificante carece de elementos suficientes para identificar la intencionalidad del hecho ocurrido.

Al completar la publicación de la información correspondiente a todo el año 2019, las cifras preliminares que se darán a conocer el 28 de julio y que incorporarán las del segundo semestre, incluirán casos que corresponden al primer semestre, los cuales fueron captados durante el segundo semestre. En este sentido, la estadística preliminar semestral debe observarse como un registro sujeto a modificaciones tanto en su versión preliminar anual como en la versión definitiva anual, y debe utilizarse bajo esta consideración, advierte el Inegi en su comunicado.