Tomada de Twitter
Tras el anuncio de su retiro, el QB podría recalar en la empresa donde su padre es presidente y el dueño es el multimillonario mandamás de la WWE, Vince McMahon

Enmedio del extraoficial retiro de Andrew Luck de la NFL, los rumores indican que el mariscal de campo, aún de los Colts de Indianápolis, podría recalar en la próxima XFL.

La nueva Liga, que se preveé arranque funciones para 2020, tiene como insignia ser una competencia de índole extremo, ya que su dueño es el presidente de la WWE, Vince McMahon.

Pero lo que vincula a Andrew con dicha empresa de futbol americano, re-fundada en 2018, es que el comisionado de la misma es su padre, el ex quarterback, Oliver Luck.

El jugador de 29 años ha ganado alrededor de 97 millones de dólares durante su carrera como jugador. Estaba en medio de un contrato de cinco años por un valor de casi 123 millones.

Según fans de la NFL y periodistas que reportaron la noticia del retiro de Luck, el mariscal de campo podría irse a la XFL por una fuerte suma de dinero, a pesar de que éste acusa que su salida se debe a cansancio físico.