"Es uno de los episodios más dolorosos de mi vida. Ella se llamaba Wendy Chavarriaga. Era una mujer muy hermosa, podía ser una reina de belleza. Ella había sido novia del patrón"

Este jueves, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, conocido como 'El Popeye', exjefe de sicarios del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, falleció en la madrugada como consecuencia de un cáncer que padecía desde hace meses. 

Pero es en un episodio ocurrido con una mujer, que el Popeye estuvo a punto de enfrentar y desobedecer a "su Dios", Pablo Escobar pues se enamoró de una mujer de 'El Patrón", y aunque tuvo su consentimiento, este le advirtió que tuviera cuidado.

'Popeye' en una entrevista a la revista 'Semana' desde la cárcel llegó a reconocer haber llevado a cabo unos 300 asesinatos y haber coordinado otros 3.000. Entre esos se encontraban su novia y su mejor amigo, a quienes tuvo que matar por orden de su "patrón" --como llama a Pablo Escobar--.

   "Es uno de los episodios más dolorosos de mi vida. Ella se llamaba Wendy Chavarriaga. Era una mujer muy hermosa, podía ser una reina de belleza. Ella había sido novia del patrón, pero quedó embarazada y para él la familia era sagrada. Un hijo fuera del matrimonio era impensable. Entonces la hizo abortar a la fuerza y a partir de ese momento ella decidió vengarse. Como yo la había conocido, nos encontramos una vez en una discoteca, comenzamos a salir y nos enamoramos", relató 'Popeye' a la revista.

   "Como al patrón había que informarlo de todo, le pedí permiso para ennoviarme con ella, me lo dio, pero me dijo que tuviera cuidado". Más tarde ella se volvió "informante del bloque de búsqueda" a Escobar y el "patrón" llegó a descubrir una conversación en la que Wendy hablaba con un hombre con contactos con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

   "El patrón me llamó, me puso el casete y me dio la orden: 'Popeye', vaya y mátela. Como las órdenes no se discutían, me tocó. Usted no sabe lo que es matar a una persona a la cual uno adora", explicó el exsicario.

"Por su traición, yo la quería ver muerta, me sentí pequeño, me sentí utilizado y porque esto atentó contra mi Dios, Pablo Escobar Gaviria".

"Cuando la mandé matar, la cité en un restaurante, envíe a 2 de mis hombres y quedé con ellos de que cuando yo llamara al lugar ellos la mataran".

"Me faltó valor para matarla yo mismo, yo quería verla morir, por la traición, cuando esto sucede (su asesinato) me salió un espiritu maligno, estaba poseído, es la primera vez que yo me enamoraba tan feo, paso y la miro muerta en un charco de sangre y me sentí aliviado"

   Además, 'Popeye' también se vio obligado a matar a su mejor amigo, Quico Moncada. "En el mundo nuestro uno siempre está listo para esas cosas. Cuando uno es bandido, la muerte le puede llegar en cualquier momento. Uno tiene una preparación para eso diferente que el resto de la gente", relató.

   "Yo esposé a Quico y lo bajé al sótano. Él era muy varón y lo único que me dijo era que si podía leerle algunos salmos de la Biblia antes de disparar. Conseguí la Biblia y le leí todo lo que me pidió y después de eso le metí un tiro", recordó 'Popeye'.

  

Foto: Tomada de Internet

 El exsicario también participó en el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán, al suministrar el arma para el magnicidio, en el secuestro al entonces candidato a la Alcaldía de Bogotá Andrés Patrana --que luego sería presidente de Colombia-- y en el secuestro de Francisco Santos --que después fue vicepresidente Colombia--.

   Además, fue cómplice en los homicidios del gobernador de Antioquia, Antonio Roldán Betancour y de la misión fallida para asesinar al coronel del departamento Valdemar Franklin Quintero. También participó los procesos del atentado terrorista en el vuelo 203 de Avianca.