La exdiputada Lucero Guadalupe Sánchez salió corriendo de la corte llorando, mientras la esposa del capo sonreía en la corte

"Hasta este día, estoy confundida porque pensé que estábamos en una relación romántica", dijo mientras Emma Coronel Aispuro, la esposa de Guzmán por más de una década, estaba sentada en la galería de la corte.

Reportes afirman que Coronel se rió cuando la también conocida como “Chapodiputada” –ya que fue legisladora local en su natal Sinaloa, México, cuando estaba con Guzmán Loera– dijo “estar perdida” cuando uno de los ayudantes del fiscal le preguntó su relación con el acusado. “Pensé que era mi pareja”, dijo en un principio.

La esposa de “El Chapo” no fue la única en reír sobre la expresión, la mayoría de la gente esbozó el gesto, debido a la forma en que lo dijo, como el reclamo de un examor despechado.

La llamada "Chapodiputada" también explicó cómo en una noche de febrero de 2014, ella, Guzmán, un trabajador de Guzmán conocido como "El Cóndor" y una empleada de la limpieza conocida como "La Chaparra" huyeron por una larga tubería de una casa de Culiacán, tras la llegada de marines mexicanos y agentes de la DEA. Eran las 3:00 o 4:00 de la madrugada y "El Chapo", dijo Sánchez, estaba desnudo.

"Yo estaba muy asustada", dijo en el juicio, tras explicar que el túnel era muy oscuro y ella tenía que tantear con sus manos para avanzar por él.

Al salir de la corte de Brooklyn, Coronel sonreía en compañía de las ayudantes de la defensa de su esposo que la acompañaban, como lo reveló el Daily Mail en varias imágenes.

Durante el primer día del testimonio de la “Chapodiputada”, salvo aquella sonrisa, Emma Coronel se mantuvo atenta, escuchando detalles, sin jugar con su cabello, como usualmente lo hace.

Las fotos de Coronel sonriendo fueron compartidas en la cuenta de la exreina de belleza de Instagram, que tiene casi 650,000 seguidores.

La testigo, quien dijo que llegó a comprar marihuana para Guzmán, fue diputada del estado de Sinaloa desde 2014 hasta 2016.

Sánchez fue arrestada en 2017 mientras intentaba cruzar la frontera a Estados Unidos. Se declaró culpable de narcotráfico en una corte de Washington en 2018. Se encuentra en espera de su sentencia.

El escape descrito por Sánchez concuerda con el testimonio previo de un agente de la DEA, que testificó sobre la captura de "El Chapo" en el 2014.

El agente, Víctor Vázquez, narró cómo él y los marines mexicanos buscaron a Guzmán en esa casa de Culiacán y no le encontraron. Una semana más tarde le arrestaron en un hotel de Mazatlán.

Con Información de El Diario de NY y La Silla Rota