Conoce más sobre la prometedora carrera del portero de la selección mexicana que eliminó a Holanda en las Semifinales de la Copa del Mundo

México logró avanzar a su cuarta Final en un Mundial Sub 17, y en gran medida, se debe a la grandiosa labor del portero del equipo que comanda Marco Antonio Ruiz, Eduardo García, quien atajó tres penales en las Semifinales contra Holanda en un duelo más que cardiaco celebrado en el estadio Bezerrao de Brasilia.

Eduardo García pertenece a las Chivas Rayadas del Guadalajara, club de la Liga MX con el cual inició su carrera en el 2015, en los torneos de Fuerzas Básicas de la Sub-13. Con los años, el arquero de 17 años y 4 meses de edad, fue escalando de categoría y manteniendo el buen nivel, mismo que lo llevó a las categorías inferiores de la selección mexicana.

Aunque aún no recibe ninguna oportunidad dentro del primer equipo del Rebaño Sagrado, Eduardo es titular indiscutible del combinado Sub-17; incluso, ha tenido llamados con el equipo Sub-20, aunque aún no ha debutado en esta categoría.

Con 67 kilogramos y su 1.72 de estatura, García se puso el traje de héroe para México Sub 17 a lo largo de los 90 minutos del partido ante Holanda en las Semifinales de la Copa del Mundo, sacando al menos un par de pelotas que llevaban destino de gol; sin embargo, lo mejor estaba por venir.

En la tanda de penales, Efraín Álvarez, que minutos antes había empatado el encuentro con un portento de gol, desperdició la oportunidad de irse adelante al marcador en los cobros de pena máxima, intentado una anotación a lo Panenka que murió en las manos del arquero rival. 

Entonces apareció el portero de las Chivas, atajando tres penales que le permitieron a sus compañeros mantenerse en la pelea. Para redondear la celebración y hacer aún más grande su figura, Eduardo atajó el último penal de la muerte súbita, enviado a México a su cuarta Final de un Mundial Sub -17 y con posibilidades de sumar su tercer campeonato de esta índole.