Foto: Twitter
El jefe de estación acusó omisión de parte las autoridades capitalinas en torno a los reportes constantes que realizan sobre fallas estructurales y falta de mantenimiento en las instalacciones del Metro

En entrevista con Julio Hernández para Astillero Informa, Jesús Urban, secretario general del Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro y jefe de estación de la Línea 12 del Metro, habló del accidente ocurrido en esa misma línea la noche de este lunes, y dijo desconfiar de los peritajes realizados por las autoridades capitalinas, por lo que exigió la intervención de empresas extranjeras, así como la participación de los trabajadores del Metro.

El jefe de estación acusó omisión de parte las autoridades capitalinas en torno a los reportes constantes que realizan sobre fallas estructurales y falta de mantenimiento en las instalacciones del Metro. Afirmó que se exige la destitución inmediata de Florencia Serranía, directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro y advirtió que los trabajadores ya no quieren salir a trabajar en las condiciones actuales, pues no cuentan con equipo básico que garantice su seguridad, por lo que podrían realizar un paro de labores.

Urban afirmó que en la línea 12 “impera la corrupción, el contubernio de la actual administración con el sindicato mayoritario [el Sindicato Nacional de Trabajadores del STC], que ya tiene 42 años al frente de esa organización [en referencia a su líder, Fernando Espino Arévalo]”.Denunció que se ha permitido el desplazamiento de los trabajadores con experiencia para que sean empresas externas sin preparación las encargadas del mantenimiento a las instalaciones.

Cuestionado por Julio Hernández respecto a lo que ocurre con la atención a las denuncias, Jesús Urban mencionó que cuando los usuarios reportan fallas mediante Twitter, de inmediato se les da atención “y se disfraza”, pero en el caso de los reportes de los trabajadores “no pasa nada”,  por lo que se acumulan “miles de tarjetas de averías”, denunciando daños estructurales, fugas de aguas y filtraciones, y simplemente “no pasa nada. Dijo que hay incluso fugas de aguas con hasta 5 o 6 años, que no han sido atendidas. Aseguró también que las revisiones diarias que ha mencionado la autoridad quizá sí ocurran, pero no se atienden los reportes de fallas que se derivan de ellas.

Por lo anterior, el jefe de estación de la Línea 12 no dudó en insistir en que el Metro es una bomba de tiempo, postura que ha reiterado desde hace tiempo. Comentó que, contrario a lo que dicen las autoridades, la línea 1 no es la única que requiere mantenimiento, pues debe realizarse una revisión extensiva a varias líneas por parte de los propios trabajadores del Metro para evitar que sigan ocurriendo accidentes lamentables como el de anoche.

(Tomado de Julio Astillero)