Foto: Tomada de Internet
Ricardo Flores Rodríguez, de 21 años de edad, era estudiante de Derecho en Jalapa y apenas había regresado a Tianguistengo para trabajar en el campo

Los cuerpos de Alberto Flores Morales y Ricardo Flores Rodríguez, quienes fueron quemados vivos le miércoles frente a la presidencia municipal de Acatlán de Osorio, Puebla ya fueron entregados a sus familiares exigieron justicia.

Puedes leer: Presumen justicia en Facebook; madre ve cómo queman a su hijo
Sus cuerpos fueron recibidos en Tianguistengo entre lágrimas, sollozos y exigencia de justicia los despidieron. 

La abuela de Ricardo Flores, Petra García declaró: "no se vale lo que hicieron injustamente, tengan por seguro que ellos no fueron los robachicos, ellos no acostumbraban esas cosas".

Ricardo Flores Rodríguez, de 21 años de edad, era estudiante de Derecho en Jalapa y a penas el lunes pasado regresó a Tianguistengo a trabajar las tierras de su familia, sus padres viven en Estados Unidos

El día en que ocurrió su asesinato, publicó en su cuenta de Facebook su último mensaje:

Por el linchamiento de Alberto y Ricardo, cinco policías municipales fueron presentados ante la Fiscalía del Estado para ser investigados por omisión y delitos contra la procuración de justicia. 

 

Ver nota original en La Silla Rota