Especial/Gerardo Pérez, abogado consultado por VANGUARDIA, señala que las consecuencias podrían ser en el ámbito penal y el civil;
A un año del movimiento Me Too, las denuncias públicas por violencia de género en redes sociales siguen vigentes y continúan a través de páginas de colectivos y defensa de los derechos humanos de las mujeres

A un año del movimiento Me Too, las denuncias públicas por violencia de género en redes sociales siguen vigentes y continúan a través de páginas de colectivos y defensa de los derechos humanos de las mujeres.

Aunque en la mayoría de los casos las denuncias son anónimas, expertos en la materia indican que de contar con los indicios y datos suficientes, estas denuncias podrían dar paso a una investigación por parte de las autoridades si así lo valoran.

Esto luego de que en las últimas 24 horas, páginas de colectivos feministas contra la violencia digital y física, dieron a conocer dos casos concretos, el primero de ellos en la ciudad de Torreón y el segundo en la Ciudad de México contra una saltillense y que en su descripción ambas denunciantes señalan atravesarse a denunciar públicamente tras la sentencia del hombre que expuso y vendió los packs de varias jovencitas en Monclova.

Gerardo Pérez, abogado consultado por VANGUARDIA, señala que las consecuencias podrían ser en el ámbito penal y el civil; en el primero de los casos toda vez que aunque los indicios que expongan las víctimas sean breves, de contar con los datos suficientes las autoridades podrían abrir una carpeta de investigación dependiendo del caso.

“El ámbito penal (para las víctimas) estas denuncias podrían ser un indicio muy leve, pero si existen datos como el nombre, domicilio, alguna referencia sobre el hecho que se atribuye podría en todo caso podría permitir que la investigación se inicie con fundamento en dicha denuncia, pero eso solo a juicio de la autoridad”, detalló.

Aunado a ello, en el caso de ser violencia digital, la reciente aprobada “Ley Olimpia”, en Coahuila castigaría entre 3 y 6 años de prisión a quien publique sin consentimiento imágenes de desnudos de otra persona.

 

Respecto a los señalados en dichas publicaciones deberán guardar los datos generales, de lo contrario al exhibirse en las páginas de grupos, colectivos o cualquier medio de comunicación, podrían ser acreedores a un año de prisión por el delito de discriminación delictuosa si la persona señalada decide proceder.

“El artículo 239, del Código Civil de Coahuila señala que se impondrán de tres meses a un año de prisión, o de seis meses a un año de trabajos comunitarios, o de libertad condicional y en cualquier caso de 300 a 500 días de multa, a quien por razón de edad, sexo, género, embarazo, estado civil, raza, origen étnico, idioma, religión, ideología, preferencias sexuales, color de piel, nacionalidad o posición social, trabajo o profesión, características físicas discapacidad o estado de salud”, detalló.

En este sentido, y además de la implicaciones legales y las consecuencias fatídicas, como el suicidio de un músico saltillense que en el mes de junio del 2019 se suicidó tras ser señalado en una página de Twitter del movimiento Me Too, las redes de colectivos feministas han modificado sus protocolos de denuncia y autenticidad de las mismas.

Mientras que en los distintos “Tendederos de la vergüenza”, que se han colocado en diferentes eventos a lo largo de este y el año pasado, las organizadoras han cuidado que no se revele la identidad de los agresores, ni de las mujeres víctimas de violencia por lo que ofrecen asesoría para iniciar un proceso legal, así como acompañamiento psicológico.

Sin embargo, aún existen páginas que incurren en algunas faltas contra los presuntos señalados y que al mismo tiempo entorpecen la labor de las autoridades.  De acuerdo con los expertos, para prevenir denuncias penales en contra los colectivos deberían guardar la misma secrecía en ambos casos al tratar las denuncias públicas.

En VANGUARDIA estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantaría que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter y darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.
No dejes de suscribirte a nuestra edición Vanguardia HD.  

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.