Foto: Especial
El funcionario sostuvo que cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que 90 por ciento de las llamadas al 911 eran falsas, se debió a que el sistema no funcionaba

Por el confinamiento, en marzo se registró un máximo histórico de 26 mil 171 llamadas al 911 por violencia contra las mujeres, y tan solo en los primeros cuatro meses del año se recibieron 88 mil 803 solicitudes de auxilio, casi la mitad de todas las ocurridas durante 2019, cuando hubo 197 mil 693, informó a diputados el titular del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, David Pérez Esparza.

En reuniones privadas, por separado, con las comisiones de Gobernación y de Seguridad Pública, el funcionario indicó que, aunque en abril las llamadas fueron 21 mil 722 –cuatro mil 449 menos–, esto puede deberse a que las mujeres no hayan tenido oportunidad de comunicarse al número de emergencia porque el victimario estaba en casa.

Abundó: Hay quienes no tienen oportunidad de marcar porque el victimario está en la sala, el comedor o el jardín. Dijo que ante ello se desarrolló una aplicación para teléfonos móviles, un sistema mudo, que puede ser un botón de pánico para las mujeres.

Pérez Esparza sostuvo que cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que 90 por ciento de las llamadas al 911 eran falsas, se debió a que el sistema no funcionaba.

Ya hemos implementado protocolos. Diez por ciento de las llamadas eran reales, a eso se refería el Presidente. Hoy 26 por ciento de esos pedidos de auxilio son reales.

Informó que la tasa nacional de llamadas de violencia contra mujeres y niñas es de 136.1 por cada 100 mil mujeres y que las entidades con más solicitudes de auxilio por agresiones son Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Hidalgo y Querétaro.