UNIDAD. El taxi cuenta col localizador satelital y así ubicaron al sospechoso. / Especial
Gracias al sistema piloto con el que cuentan algunos taxis, policías aseguran a presunto agresor

CON INFORMACIÓN DE JUAN F. VALDÉS / MARCELINO DUEÑEZ

La madrugada del martes una mujer vivió una pesadilla a bordo del taxi en el que pretendía llegar a su hogar.

Según una denuncia investigada por el Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres, el taxista tomó por una brecha cercana a la colonia Misión Cerritos, en el oriente de la ciudad, y ahí atacó sexualmente a su pasajera, quien además era su conocida.

Tras la agresión, el taxista despojó a su víctima de su bolsa, efectivo y el celular, pero la denunciante alcanzó a tomar el número del taxi, con lo cual los oficiales lograron ubicar al concesionario de la unidad, quien les indicó que contaba con un rastreador.

Las autoridades lograron su detención gracias a la nueva tecnología que se está probando en los taxis que cuentan con localización por GPS.

ACUSADO. Pablo “N” ya fue llevado al Cereso, donde espera el proceso judicial. / Especial

YA EN EL PENAL

El taxista señalado como probable agresor sexual fue detenido bajo una carpeta de investigación por el delito de lesiones, las cuales cometió en contra de un policía al oponer resistencia.

Fue identificado como Pablo Otero “N”, de 31 años, con domicilio en la colonia Lomas de San Javier.

El mismo martes, alrededor de la 1:30 de la tarde el taxi fue ubicado por la patrulla 8304 de la Policía Municipal en el cruce de periférico Luis Echeverría Álvarez y Reforma de la colonia Bellavista, donde se le pidió al tripulante detener la marcha.

Al mencionarle que iba ser llevado en calidad de presentado ante el CJEM, ya que existe una denuncia en su contra por abuso sexual, se opuso alegando que era una confusión.

Solicitaron el apoyo de la Policía Investigadora para corroborar la media filiación de la persona que buscaban y trató de huir agrediendo a un policía municipal.

Luego de su detención se le cumplimentó la orden de aprehensión, y Pablo “N” fue ingresado al Cereso en espera del proceso judicial. Este jueves sería llevado al Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres para declararlo por las agresiones sexuales contra su pasajera.