Foto: Omar Saucedo
Desde las 7:00 horas de este martes se registró la presencia de los uniformados quienes comenzaron el operativo en coordinación con las autoridades de la máxima casa de estudios para descartar que se ejecutara el hecho

Una simple broma de un estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, que publicó en Facebook una advertencia de balacera en la institución, derivó en todo un operativo de elementos de Fuerza Coahuila, Policía Municipal y de la seguridad de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Desde las 7:00 horas de ayer, comenzó la movilización en la escuela ubicada al sur de la ciudad, luego de que horas antes, un joven a quien se identificara como Enrique, anunció el hecho y advirtió a un amigo, que no acudiera al plantel.

Se intentó contactar al estudiante, sin embargo, no respondía llamadas a su teléfono, luego se contactó a los padres de familia quienes acudieron a la casa a dar la casa por los resultados de la publicación.

Miguel Ángel Barroso, director de la Facultad, mencionó que todo fue “una broma, un chiste local pero puesto en modo público en Facebook” por lo que los alumnos comenzaron a dar parte de la amenaza a los maestros y a él mismo como director.

 “Los padres se sorprendieron por que el joven no dio nunca un indicio de cambio de conducta o de sustancia, ellos estaban sorprendidos, descartan que pueda poseer un arma de fuego”, mencionó el director.

Foto: Omar Saucedo
Foto: Omar Saucedo

“Se dio aviso a las autoridades de la universidad, de inmediato activa el protocolo y tiene que informar a las autoridades competentes, se tuvo personal de la universidad, Fuerza Coahuila y Policía Municipal”, agregó.

El reporte se turnará  el caso al área jurídica de la Policía Cibernética, para así  deslindar que responsabilidad tiene el estudiante y eso es el estatus, está la carpeta abierta.

Por lo pronto, el Consejo Directivo se reunirá para analizar cuál será la sanción dentro de la facultad que puede ir desde la sanción en algunos días de suspensión, todo el semestre o definitiva.

“Nunca se había registrado un caso similar en la Facultad de Ciencias de la comunicación, no se cancelaron las clases, la Facultad de Ciencias de la Comunicación no registró ausentismo derivado de la publicación, tiene actualmente 325 alumnos en su comunidad estudiantil”, dijo Barroso.

El  joven será sometido a terapia psicológica en el Centro Estatal de Salud Mental (Cesame) por dar difusión a este tipo de información.