ARCHIVO
Una bala lo hirió en el brazo izquierdo, entre el hombro y el codo; debido a la sangre que le salía, Alejandro tuvo que ser llevado a un nosocomio

fuego realizando varios disparos hasta que terminó por herirse el brazo, entrando y saliendo el proyectil.

Los hechos ocurrieron en una vivienda del ejido Boca del Refugio, donde Alejandro R., de 40 años, envalentonado por los amigos y familiares sacó el arma.

Pero una bala lo hirió en el brazo izquierdo, entre el hombro y el codo; debido a la sangre que le salía, Alejandro tuvo que ser llevado a un nosocomio.

En un automóvil particular fue trasladado a las instalaciones del Hospital Universitario en donde los médicos de inmediato comenzaron a realizarle las curaciones pertinentes, mientras daban aviso a la Fiscalía General del Estado para informar lo ocurrido.

Al llegar los agentes, el lesionado ya había sido dado de alta y se retiró como llegó, por sus propios medios, solo tomando datos de lo ocurrido con los médicos y familiares que aún estaban en el lugar.