Foto: Especial
Investigadores enfrentan dificultades para conseguir fondos, pese a la necesidad mundial de vacunas contra el virus

Investigadores de la UNAM desarrollan una vacuna contra el COVID-19 que no requiere refrigeración y puede aplicarse vía nasal.

Enfrentan dificultades para conseguir fondos, pese a la necesidad mundial de vacunas contra el virus, su proyecto fue rechazado por el propio Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los investigadores liderados por Luis Vaca, del Instituto de Fisiología de la UNAM, confían en contar pronto con la dosis basada en pequeños cristales de proteína que no requieren refrigeración y pueden mantenerse por años intactos.

Cabe señalar que esta vacuna genera una respuesta inmune robusta con anticuerpos conta el COVID-19.