Foto: Especial
La dueña del establecimiento, Corrine Di Lorenzo, es acusada de haber causado intencionalmente la muerte de los animales

Estados Unidos. Una mujer de Illinois que fundó un santuario animal es acusada de crueldad luego del hallazgo de los cadáveres de varias especies en su propiedad.

Corrine Di Lorenzo, de 38 años, había fundado el Earth Animal Sanctuary, un establecimiento sin fines de lucro para la acogida de diferentes animales, que venían de refugios de Chicago y alrededores. “Al fin y al cabo, nosotros pensábamos que les estábamos dando una mejor vida”, declaró al canal NBC5 el gerente de un hospital para animales exóticos de Chicago.

Di Lorenzo fue detenida el 23 de diciembre pasado tras ser acusada de crueldad animal agravada

Sin embargo, a mediados del año pasado se hallaron en el sitio los restos de varios animales que habían sido albergados en el sitio.

Melissa Peña, ex miembro de la junta del santuario, denunció haber encontrado “una zanja llena de bolsa tras bolsa tras bolsa con los restos de animales muertos” cuando fue a visitar el lugar con otras dos personas. Ella señala haber visto los cadáveres de perros, gatos, cerdos, aves, conejos y cabras en diferentes estados de descomposición.

La mujer ya había sido acusada en el pasado de abandono animal, luego de haber tenido a varios animales en condiciones insalubres dentro de una casa que adquirió en 2010. Foto: Especial

Por su parte, Jodie Wiederkehr, de la Chicago Alliance for Animals, habla de unos 700 animales desaparecidos y que se presumen muertos.

Di Lorenzo fue detenida el 23 de diciembre pasado tras ser acusada de crueldad animal agravada, por presuntamente causar de forma intencional la muerte de múltiples animales entre 2014 y 2018.

La mujer ya había sido acusada en el pasado de abandono animal, luego de haber tenido a varios animales en condiciones insalubres dentro de una casa que adquirió en 2010. En 2013, ella se mudó a una casa rodante donde hizo un corral para cerdos y gallinas, los que murieron cuando dicho espacio se incendió.