Erick Gutiérrez participará en su segunda Copa Oro. | Foto: @PSV
El mediocampista mexicano asegura que la nueva generación de futbolistas que integran la Selección Mexicana deberán tomar las riendas del liderazgo

El centrocampista Erick Gutiérrez, del PSV Eindhoven, aseguró que la generación de futbolistas que tomará la estafeta en la era de Gerardo Martino en la Selección Mexicana debe tomar responsabilidades.

"Los que venimos empujando debemos tomar responsabilidad en las convocatorias porque más adelante vamos a ser los veteranos del equipo, resolveremos las exigencias. Vienen jugadores como Rodolfo Pizarro o Carlos Rodríguez que están haciendo su trabajo bien y vamos a demostrar que podemos con el paquete", dijo.

Gutiérrez está inscrito en la lista preliminar de 29 jugadores que el argentino Gerardo Martino realizó para encarar la Copa Oro del 15 de junio al 7 de julio y entiende que es momento de ser protagonista con el Tri.

El exjugador del Pachuca, campeón con ese equipo en el 2016, dio el salto al fútbol holandés con el PSV Eindhoven, sin embargo, en lo que va del 2019 participó sólo en 6 ocasiones con 208 minutos de juego.

"No es fácil estar parado tanto tiempo, ver los partidos desde la banca y no jugar, aunque creo que al final de temporada cerré con más actividad, es la buena noticia. Me da gusto que el último juego ante el Heracles, salté como titular porque eso me ayuda a venir con más ritmo a la selección que es donde me puedo mostrar", señaló.

Gutiérrez se notó complacido por la convocatoria a la selección, a pesar la poca regularidad con el PSV Eindhoven.

"Para mí es importante estar con la selección para la Copa Oro, el torneo fuerte del año. Pensé que no iban a convocarme por la falta de juego, pero cuando estuve acá en los amistosos lo hice bien. Debo aprovechar la oportunidad y mejorar en mi equipo".

Para Gutiérrez la Copa Oro significa una revancha, pues en la última edición del 2017 México fue eliminado por Jamaica en la ronda de semifinales.

"Estuve en la última Copa Oro y nos fue mal, salimos eliminados del torneo cuando éramos los favoritos, así que tengo una revancha, sobre todo personal. Esta vez no hay pase a Confederaciones ni nada de por medio, pero es un trofeo que para México marca la pauta y lo tenemos que ganar compitiendo donde sea", concluyó.