"Vamos a salvar cientos de miles de vidas y esa es la razón por la que venimos a trabajar cada día", dijo el presidente ejecutivo de la farmacéutica
"Vamos a salvar cientos de miles de vidas y esa es la razón por la que venimos a trabajar cada día", dijo el presidente ejecutivo de la farmacéutica

El presidente ejecutivo de la farmacéutica británica AstraZeneca, Pascal Soriot, afirmó hoy que si bien su vacuna contra el covid-19, que se aplica en dos dosis, no es perfecta, tendrá un enorme impacto sobre la pandemia.

La vacuna de dos dosis, desarrollada junto a la Universidad de Oxford, ha sido elogiada como "la vacuna del mundo" porque es menos costosa y más fácil de distribuir que algunas fórmulas de rivales. 

Debido a su rápida aprobación en Europa y en otras partes del mundo se ha generado una serie de dudas sobre la dosificación más efectiva y el intervalo indicado entre las inyecciones.

La farmacéutica se encuentra envuelta en una disputa con la Unión Europea por demoras en los suministros, ya que datos publicados el fin de semana pasado mostraron además que la vacuna de AstraZeneca es menos efectiva contra la variante africana de covid-19 que se está esparciendo con rapidez.  

"¿Es perfecta? No es perfecta, pero es genial. ¿Quién más está fabricando 100 millones de dosis en febrero?. Vamos a salvar cientos de miles de vidas y esa es la razón por la que venimos a trabajar cada día", dijo el presidente ejecutivo, Pascal Soriot, en una conferencia de prensa sobre la vacuna.
AstraZeneca dijo que espera unos datos de ensayos clínicos de su vacuna en Estados Unidos antes de fines de marzo y que confiaba en que la fórmula ofrecía una protección relativamente buena contra síntomas graves de la enfermedad en el caso de la variante sudafricana.

Sus resultados desalentadores se referían a la aparición de casos con sintomatología leve.