El vino especial llamado Primera Dama fue presentado en el castillo Grad en Sevnica, Eslovenia. Foto: EFE
También otros productos locales llevan la marca "Primera dama", como cremas cosméticas hechas con ingredientes naturales del entorno local, chocolates con condimentos e infusiones.

La toma de posesión de Donal Trump como presidente de los Estados Unidos se siguió en todo el mundo, pero con especial orgullo en Sevnica, la localidad eslovena donde nación Melania, su esposa y nueva primera dama.

"Se trata de un gran estímulo, una gran oportunidad para nuestro pueblo. Un lugar como Sevnica se pierde fácilmente entre los numerosas ciudades de Europa Central, pero Melania ha colocado a Sevnica en el mapa del mundo", declaró hoy a Efe Srecko Ocvirkl, el alcalde de esta pequeña urbe industrial de unos 5,000 habitantes.

Explicó que se trata de una "gran oportunidad para dar a conocer a las empresas locales, para el turismo y para la apertura de Sevnica al mundo global".

El alcalde asistió hoy a una presentación de nuevos productos de Sevnica que llevan nombre relacionado a Melania, pocas horas antes de la toma de posesión de Donald Trump.

Desde el pasado verano han ido apareciendo en el pueblo nuevos productos, desde dulces y tartas a pantuflas y visitas turísticas, que llevan nombres como "Melania", "Primera dama" o "Casa Blanca".

El vino especial llamado Primera Dama fue presentado en el castillo Grad en Sevnica, Eslovenia. Foto: EFE

Así es el nuevo vino tinto "Primera Dama", preparado por cuatro bodegas locales con la uva típica local "Plava frankinja", y el "Salami de Sevnica" un embutido hecho según receta tradicional.

También otros productos locales llevan la marca "Primera dama", como cremas cosméticas hechas con ingredientes naturales del entorno local, chocolates con condimentos e infusiones.

El alcalde destacó que la entrada oficial hoy de Melania en la Casa Blanca representa "un mensaje muy importante al mundo entero, especialmente a los jóvenes", de que "también gente de lugares pequeños, si son perseverantes y responsables, pueden llegar a la cima del mundo".

El centro de Sevnica no parece diferente hoy que otros días, pero muchos vecinos, como Moja, de 29 años, aseguran estar "alegres y orgullosos".

"Estamos contentos y orgullosos de que nuestra conciudadana, eslovena haya llegado tan alto", resume esas sensaciones Jure, de 38 años, otro paisano de Melania Trump.

El vino especial llamado Primera Dama fue presentado en el castillo Grad en Sevnica, Eslovenia. Foto: EFE

En el céntrico café "Central" se ha organizado para esta tarde una transmisión en directo de la investidura de Trump en una gran pantalla.

Para celebrar la ocasión, las bebidas se servirán adornadas con un polvo dorado especial y se ofrecerá a cada cliente una porción gratis de la ya muy popular tarta "Melanija".

Las autoridades de Sevnica, representantes de la embajada de EEUU en Eslovenia, de compañías de EU en este país, empresarios locales y muchos otros han sido invitados hoy a una gran fiesta para seguir la investidura en un conocido restaurante en las afueras de la ciudad.

También está previsto que el alcalde Ocvirk felicite a Donald Trump en una breve conexión por vídeo con la Casa Blanca.

Melania nació en 1970 en Sevnica y fue aquí al colegio para luego cursar diseño industrial en la capital, Liubliana, donde empezó su carrera de modelo antes de mudarse a Italia y, luego a Estados Unidos

A pesar del orgullo que reina por la esposa del nuevo presidente estadounidense, Sevnica tampoco se avergüenza de su pasado comunista.

La escuela a la que fue Melania todavía se llama Savo Kladnik, un partisano comunista, héroe nacional en la antigua Yugoslavia, de la que Eslovenia formó parte hasta 1991.

Asimismo, la calle en que se encuentra el edificio en que nació Melania todavía lleva el nombre "Heroje Marok", otro famoso miembro del movimiento antifascista del líder yugoslavo Josip Broz "Tito".

En el restaurante rústico Tonckov se venden ahora panqueques "Melania", pero también se conserva intacta "la habitación de Tito", en memoria de cuando el líder comunista se hospedó aquí en 1974.