Especial
Washington no es el único estado que aprovecha la mariguana para atraer nuevos reclutas a los centros de vacunación

El estado de Washington busca convencer a más personas a que se vacunen contra el COVID-19, ofreciendo mariguana.

Dicha promoción se denomina “Joints for Jabs”, y colaborarán con tiendas de cannabis, ofreciendo a sus clientes mayores de 21 años, que se han sometido a la primera o segunda dosis, un cigarro de mariguana.

The New York Times dio la noticia de la curiosa iniciativa, señalando que Washington no es el único estado que aprovecha la mariguana para atraer nuevos reclutas a los centros de vacunación. También se organizó una campaña similar en Arizona: las tiendas ofrecían porros de mariguana o chicle a los vacunados.

Por otro lado, el cannabis es legal en muchos estados. En noviembre de 2012, los votantes de los estados de Colorado y Washington optaron por legalizar el uso personal hasta una onza (28,35 g) e implementar licencias para el cultivo y distribución recreativos.

En noviembre de 2014, Alaska, Oregón y el Distrito de Columbia también legalizaron la venta de cannabis con fines recreativos; a estos se sumaron, tras el referéndum de noviembre de 2016, también California, Massachusetts, Maine y Nevada. Desde enero de 2018, Vermont se ha convertido en el noveno estado de EU. A para legalizar el cannabis recreativo, y el primero en hacerlo a través del parlamento. Illinois se ha pronunciado a favor de la legalización, que se puso en práctica oficialmente en enero de 2020.

Desde que la tasa de vacunaciones comenzó a disminuir lentamente a mediados de abril, muchas ciudades estadounidenses han estado agudizando su ingenio. En Nueva Jersey, por ejemplo, hay promociones que incluyen cerveza, vino y cócteles gratis como recompensa para los ciudadanos que traen prueba de vacunación. Incluso en algunos estados hay loterías en las que solo pueden participar los vacunados y los premios incluso superan el millón de dólares.

El asesor principal de COVID de la Casa Blanca, Andy Slavitt, dijo que la administración Biden siempre ha sido un firme partidario de las iniciativas creativas emprendidas por varios estados. Por otro lado, la unión es fuerza y ​​el objetivo final es el mismo: conseguir que toda la población esté vacunada en poco tiempo.