Foto: Especial
En una de sus conferencias mañaneras y durante un programa de Tercer Grado, el Presidente puso en el centro del debate la compra irregular de la planta Agro Nitrogenados por parte de Pemex

El 26 de febrero de este año, el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, habría advertido que el Gobierno Federal investigaría la pérdida de casi mil millones de dólares por la re-compra que hizo Pemex de la planta "chatarra" de Agro Nitrogenados en 2015.

AMLO sacó a relucir el tema en medio del debate por las condiciones de conflicto que prevalecían respecto al proyecto de la puesta en marcha de una central termoeléctrica en Morelos.

En su conferencia mañanera de aquel día, dijo que la planta inactiva en Coatzacoalcos, Veracruz, fue comprada en un sobre-precio de 500 millones de dólares cuando sólo costaba 50 millones, y que para reactivarla se le destinaron 500 millones más.

Anteriormente el Presidente ya había tocado el tema cuando fue invitado a una de las trasmisiones del programa de Televisa Tercer Grado, donde el entonces candidato a la Presidencia de la República hizo énfasis en esa compra irregular de la planta "chatarra" y el elevado costo que Pemex pagó.

Dicha planta era utilizada para la producción de fertilizantes y fue privatizada, siendo adquirida por Grupo Fertinal, S.A. de C.V., una filial que se desprendió de Altos Hornos de México, pero en 2015 Pemex la compró, cuando su titular era Emilio Lozoya Austin. 

La información fue documentada por la revista Proceso desde 2014. En sus reportajes, se acreditó la implicación de miembros del gobierno del expresidente Felipe Calderón, así como la transferencia de los recursos a una filial de la brasileña Odebrecht.

La Secretaría de la Función Pública en septiembre del 2018 dio a conocer que inició un procedimiento de responsabilidad contra servidores públicos de Pemex por presuntas irregularidades en operaciones de compra y venta.

La ASF revisó dicha compra en relación a la cuenta pública de 2017, donde se encontraron inversiones por 332.5 millones de dólares posteriores a la adquisición, aunque hasta ahora (febrero 2018) seguía sin arrancar operaciones.